1. Inicio
  2. Ginecología
  3. Revisión ginecológica

Revisión ginecológica

Más información sobre revisión ginecológica

¿Qué es la revisión ginecológica?

La revisión ginecológica es un control del aparato reproductor femenino. Son unas pruebas imprescindibles para ayudar a conservar y aumentar la calidad de vida de la mujer.

Estas revisiones son un instrumento muy útil para prevenir enfermedades ginecológicas, promover el conocimiento de la salud ginecológica y resolver dudas, así como una forma de detectar precozmente problemas que, si no se tratan a tiempo, pueden derivar a muy graves.

¿En qué consiste una revisión ginecológica?

La revisión ginecológica consiste en varios procedimientos:




  • Procedimiento visual: inspección visual por parte del ginecólogo de la vulva, vagina y cuello del útero o matriz con la ayuda de un espéculo vaginal, seguido de la práctica de una citología cervical.
  • Procedimiento de la realización de una ecografía.
  • Habitualmente, el ginecólogo, realiza un tacto manual, que consiste en explorar los genitales internos colocando dos dedos en el fondo vaginal y la otra mano en el bajo vientre. Esta práctica sirve para comprobar el tamaño y la movilidad del útero y los ovarios.
  • Se realiza una exploración mamaria para detectar posibles bultos o nódulos. Dependiendo de la exploración, nuestra edad y antecedentes, el ginecólogo recomendará una ecografía o mamografía.

Revisión ginecológica según la edad

Revisión ginecológica hasta los 25 años

Por lo general, una revisión normal de una persona de 25 años, suele constar de entrevista personal, lo que se conoce como historia clínica, exploración general, citología, ecografía, exploración mamaria, información sobre la vacuna del VPH.

Revisión ginecológica de 25 y 39 años

Por lo general, una revisión normal de una persona de entre 25 y 39 años, suele constar de entrevista personal, exploración ginecológica, citología, ecografía ginecológica, exploración mamaria, información sobre la vacuna del VPH.

Revisión ginecológica de 40 y 60 años

Por lo general, una revisión normal de una persona de entre 40 y 60 años, suele constar de entrevista personal, exploración general, citología, ecografía ginecológica, exploración mamaria, mamografía, información en métodos anticonceptivos.

Revisión ginecológica con más de 60 años

Por lo general, una revisión normal de una persona con más de 60 años, suele constar de entrevista personal, exploración general, citología, ecografía ginecológica, exploración mamaria, mamografía.

¿Cuándo debo empezar a hacerme revisiones ginecológicas?

Desde que empezamos a ser sexualmente activas o a partir de los 25 años es recomendable hacernos revisiones ginecológicas periódicas.

¿Con qué periodicidad debo hacerme las  revisiones ginecológicas?

Si no tenemos ningún síntoma ni motivo adicional de consulta, una revisión anual resulta ser una práctica habitual y suficiente.

¿La revisión ginecológica duele?

Algún momento de la revisión puede resultar molesto y quizás un poco desagradable, pero nunca provocar dolor.

¿Y si la revisión ginecológica no me da los resultados esperados?

Entonces tu ginecólogo te citará para realizar pruebas diagnósticas complementarias según los resultados del examen físico y de las pruebas realizadas (citología, mamografía...)

Contenido relacionado

 

También lo puedes conocer como:

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda? elige entre las mejores clínicas

Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies