1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad

Sexualidad

Conoce qué es y en qué consiste la sexualidad para disfrutar de forma sana y segura. Explorar tu sexualidad es importante para conocer tu cuerpo.




La sexualidad es la forma en que cada individuo vive el hecho de ser sexual (tener un sexo). Cómo se sienten, se perciben y se viven los sujetos como sujetos sexuados. Cómo se relacionan según su sexo. Sexo es a sexualidad lo que persona a personalidad. Sólo una pequeña parte de la sexualidad la constituyen las prácticas o relaciones sexuales y está influida por ser hombre, mujer o todas las posibilidades intermedias entre esos dos extremos de la línea.

Comprende la sexuación, la sexualidad en sí y la erótica.  No es lo mismo el sexo que somos, que el que sentimos que el que practicamos. Influyen e interactúan factores biológicos, psicológicos y sociales. El hecho sexual humano (sexuación, sexualidad y erótica) tiene como objetivos conocerse, aceptarse y vivir la sexualidad con satisfacción. Desde una perspectiva holística, el todo es mayor que la suma de las partes. Como seres sexuados, hombres, mujeres, de cualquier otra categoría o sin etiquetas, nos relacionamos (o no) partiendo de una carga genética pero inmersos en una sociedad que condiciona nuestra sexualidad. Por este motivo, es muy importante diferenciar conceptos como sexo, identidad sexual, género, orientación sexual, transexualidad, etc.

Sexo

Características genéticas, cromosómicas, biológicas, fisiológicas, neuronales, químicas de los seres humanos. Es importante saber que incluye los caracteres sexuales pero no viene definido sólo por los genitales. En nuestra sociedad han servido para diferenciar y designar dicotómicamente la polaridad hombre y mujer (XY/XX). Sin embargo, esta clasificación es simplista, muchas veces asignada por el personal médico, por lo que hay quienes dudan de si realmente el sexo es biológico o se trata también de una imposición social. Existen múltiples posibilidades: casos de intersexualidad, de cromosomas XXY o de una sexuación que se manifiesta tardíamente (caracteres sexuales no desarrollados hasta la adolescencia), pero que cerebralmente ya hacía percibir a la persona que realmente se le había asignado un sexo que no era el suyo. Se habla de más de dos sexos, porque hasta en los animales pueden percibirse características que sugieren la existencia de más clasificaciones que la de macho/hembra. También se teoriza sobre “el tercer sexo”, no tener sexo, de poder modificarse/lo a voluntad… En fin, las etiquetas limitan las posibilidades. Hay que diferenciarlo de la identidad sexual (el sexo con el que nos identificamos, nuestra auto-percepción) y de la orientación sexual (hacia quien nos sentimos atraíd@s, más correctamente denominado orientación del deseo).

La sexuación es el proceso por el cual los sujetos adquieren un sexo u otro. No hay seres humanos puramente “hombres” o puramente “mujeres”. Se trata de una línea, un continuo en el cual los factores sexuantes construyen seres humanos diversos con una mezcla de ambos. Se desarrolla a lo largo de toda la vida, desde que nacemos hasta que morimos.

La palabra “sexo” a menudo se usa para referirse a las relaciones sexuales que practicamos, pero no se reduce a éstas, que son sólo una expresión de nuestra erótica sexuada.

Erótica

Es el conjunto amplio de deseos, fantasías, prácticas, gestos, atracciones y sexualidades con las que cada persona se maneja, en la que comprendemos que puede sentirse a gusto dentro de su mundo de valores, vivencias y claves personales. Incluye la atracción por otras personas y  la relación con su sexualidad.

Género

Características sociales, culturales, psicológicas y aprendidas que se adquieren mediante la socialización que nos transmiten de forma diferenciada a hombres y mujeres. Es la construcción socio-cultural de lo que se supone que es femenino y lo masculino a través de los agentes de socialización (familia, educación escolar, lenguaje, grupo de iguales, medios de comunicación, religión, etc.). Así, se generarán unas expectativas sobre los estereotipos y los roles de género que hombres y mujeres deben cumplir.

Identidad de género

Normalmente las personas adoptan características concretas más propias del género masculino o femenino, pero estos roles no tienen que corresponderse con el sexo hombre / mujer (ni con la orientación sexual). Las personas que rompen estas clasificaciones binarias se denominan transgénero, ya que consideran que no tienen que identificarse ni con un género ni con otro, puesto que es una construcción social. Cuando, por el contrario, están muy conformes con el género socialmente aprendido en concordancia con su sexo biológico, se llaman cisgénero.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Sexualidad

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies