1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad

Sexualidad

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la sexualidad humana abarca tanto las relaciones sexuales como el erotismo, la intimidad y el placer. La sexualidad es experimentada y expresada a través de pensamientos, acciones, deseos y fantasías.

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es la manera en que cada persona vive el hecho sexual, esto es, el hecho de tener un cuerpo sexuado, tener sexo. Se trata de cómo vivimos al ser mujer, hombre o pertenecer a cualquiera de los sexos posibles.




Aunque tradicionalmente se ha asimilado sexualidad a relaciones sexuales, estas son solo una parte de todas las posibilidades de la sexualidad.
Un factor importante de la sexualidad es la identidad sexual, es decir, el sexo al que una persona siente que pertenece. Otra dimensión que influye en nuestra salud sexual es como vivimos la orientación del deseo, hacia qué sexo sentimos atracción afectivo-sexual, si lo aceptamos con naturalidad y no sufrimos discriminación por ello.

Vivir la sexualidad desde un enfoque positivo implica aceptarse, conocerse y vivir la erótica con satisfacción y para ello es imprescindible acceder a una buena educación sexual. Esta no solo debe ocuparse de contenidos mínimos sobre métodos anticonceptivos y enfermedades de transmisión sexual.

¿Cómo puedo mejorar mi sexualidad?

Entiendo que te refieres a la frecuencia de las relaciones sexuales, que no obtienes satisfacción con ellas o que quieres aumentar ese placer. Hay muchos trucos sencillos para salir de la rutina, como innovar con artículos o relatos eróticos, mejorar la comunicación de las fantasías sexuales con tu pareja, aumentar el tiempo de masajes, etc. En cualquier caso, tanto si existe algún problema o disfunción sexual como si, simplemente, quieres mejorar en otro nivel, lo mejor es acudir a profesionales de la terapia sexológica.

¿Es importante tener mucha sexualidad para una buena salud?

Con sexualidad no nos referimos a la frecuencia de la práctica del sexo sino a sentirse a gusto con nuestro cuerpo, la autoestima, aceptarnos, conocernos, etc. La frecuencia de las relaciones sexuales es algo muy personal. Es cierto que se segregan ciertas sustancias químicas que pueden dar algo de subidón y que cualquier actividad física es buena, pero también existen prácticas como la masturbación y no hay que obsesionarse con llegar al orgasmo.

¿Por qué no me dan deseos de tener sexo?

La falta de deseo es una situación que suele ocurrir en momentos específicos de nuestra vida. En terapia se suele hablar de personas pre-orgásmicas. Te recomiendo que acudas a algún profesional para realizar terapia sexual. Lo más habitual es que se deba a causas psico-sociales y, como tal, tenga tratamiento. Si se detectara algún problema de carácter orgánico, también te sabrán derivar al especialista que corresponda.

¿Qué beneficios tiene el sexo para mi salud?

Según diversos estudios científicos, practicar sexo ya sea de forma individual o en pareja mejora el sistema inmune, así como el estado de ánimo, reduce el estrés, aumenta la autoestima e incluso ayuda a dormir mejor, entre otras ventajas.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Sexualidad

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Educación sexual Orientación sexual Género Erotismo Sexología Eyaculación Relaciones sexuales Sexo Masturbación
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies