1. Inicio
  2. Reproducción humana
  3. Aparato reproductor femenino
  4. Ovarios

Ovarios

Los ovarios son las glándulas sexuales femeninas. Su tamaño es similar a una nuez y sus funciones van más allá de la función reproductiva.

¿Qué son los ovarios?




Los ovarios son las glándulas que producen las hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona. Las mujeres tienen dos ovarios ubicados en la cavidad pélvica, y se sitúan uno a cada lado del útero lo que facilita la comunicación de las trompas de Falopio.
 
A su vez, los ovarios producen las células sexuales femeninas que son los óvulos. Cuando la mujer alcanza la pubertad (a partir de los 9 años), se inicia el ciclo de la ovulación por el cual un óvulo se desprende cada 28 días y será fértil durante 24 horas en su descenso al útero en las trompas de Falopio. Si en ese proceso el óvulo es fecundado por un espermatozoide, entonces se convierte en cigoto y da comienzo así el embarazo.

¿Cuáles son las principales funciones de los ovarios?

Los ovarios producen y almacenan los óvulos, que es una de sus funciones principales. En el proceso de la ovulación, uno de los dos ovarios (derecho o izquierdo) produce un óvulo maduro que se desprende con la menstruación y está preparado para su fecundación por parte de un espermatozoide.
 
Además. los ovarios producen las hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona, encargadas de que los órganos sexuales de la mujer funcionen adecuadamente.

  • Estrógenos: son hormonas sexuales esteroideas, principalmente femeninas. Se encargan de algunas características sexuales de las mujeres como el crecimiento de las mamas, el ensanchamiento de las caderas o la aparición de la menstruación. Hay tres tipos de estrógenos: estradiol, estriol  y estrona, gracias a los cuales se refuerza el sistema cardiovascular, el sistema óseo, así como el deseo sexual y la actividad cerebral.
  • Progesterona: es una hormona sexual que liberan los ovarios cuya función durante el ciclo menstrual es preparar el endometrio para la implantación del embrión. Otra de sus funciones principales es preparar las glándulas mamarias para la segregación de leche en el período de lactancia. Es posible administrar progesterona artificial en determinados casos como en cambios importantes de la menstruación, riesgo de aborto o fecundación in vitro, entre otras. 

En definitiva, los ovarios son responsables de algunas funciones hormonales como:

  • Capacidad de reproducción: estimulan el crecimiento de los folículos para que se desarrollen los óvulos.
  • Crecimiento de las niñas y mantenimiento de la masa ósea y muscular en la etapa adulta.
  • Permiten el desarrollo de la función sexual y el coito gracias a la lubricación vaginal.
  • Favorecen la producción de hormonas tiroideas. 

¿En qué consiste el proceso de ovulación? 

La ovulación es el proceso del ciclo menstrual que dura aproximadamente 28 días. Se inicia porque folículo ovárico maduro libera un óvulo. Se pueden diferenciar tres etapas:

  • Fase folicular: se inicia el primer día de la menstruación y se denomina así porque se desarrollan los folículos que albergarán al óvulo.
  • Fase ovulatoria: aumenta el nivel de estrógeno, lo que permite que termine la maduración del óvulo y su liberación (ovulación).
  • Fase lútea: proceso en el que el óvulo se ha liberado para iniciar su traslado a través de la trompa de Falopio hasta la matriz. Este óvulo es capaz de sobrevivir 24 horas, así como los espermatozoides 5 días, para una posible fecundación del óvulo.
  • Si el óvulo es fecundado: el embrión se implanta en el útero y se comienza a producir la hormona del embarazo que mantiene el folículo activo para que siga produciendo estrógeno y progesterona para que continúe su evolución y evitar así que se desprenda.
  • Si el óvulo no es fecundado: el folículo se contrae, se reducen los niveles de estrógeno y progesterona dando paso a una hemorragia que es la menstruación o la regla.

Enfermedades propias de los ovarios 

Las principales enfermedades o alteraciones que afectan a los ovarios son:

  • Cáncer de ovarios: es un tipo de cáncer difícil de detectar, pero con un diagnóstico precoz hay muchas posibilidades de superarlo.
  • Quistes ováricos: son una especie de sacos rellenos de líquido que se forman en la superficie o en el interior de los ovarios. Por lo general desaparecen sin darnos cuenta de su presencia.
  • Síndrome de ovario poliquístico: se produce cuando la mujer presenta altos índices de hormonas y puede ser causante de infertilidad, irregularidades en la menstruación, problemas de piel o aumento del vello, entre otros. Es posible controlar el síndrome con medicamentos de regulación hormonal recetados por tu médico.
  • Fallo ovárico prematuro: se produce cuando los ovarios dejan de producir óvulos, lo que suele desencadenar en infertilidad y cambios hormonales. A día de hoy no hay un tratamiento eficaz para controlarlo.
  • Torsión ovárica: el ovario se gira o rota y produce un dolor intenso en la parte baja del abdomen y se puede extender hasta el costado de la espalda y muslos. Lo más frecuente es que se trate mediante intervención quirúrgica. Es la quinta emergencia ginecológica más común. 

¿Cómo sé si tengo síndrome de ovarios poliquísticos?

Lo más común es presentar algunos o todos estos síntomas: ausencia o irregularidad en la menstruación, presencia de acné y aumento de vello, así como presencia de quistes en los ovarios. En principio no se puede prevenir ya que depende de la carga genética de cada mujer. 

¿Qué síntomas produce el cáncer de ovario? 

Los síntomas del cáncer de ovarios son muy parecidos a los de otras enfermedades benignas: dolor abdominal, dolor pélvico, hinchazón de abdomen o molestias digestivas. De ahí que sea tan difícil la detección del cáncer de ovario en fase temprana. Sin embargo, es un factor fundamental la detección precoz para el tratamiento de la enfermedad. En España se detectan cada año 3.300 casos de cáncer de ovarios, de los cuales seis de cada diez se diagnostican en fases avanzadas con una tasa de curación de apenas el 25% de los casos. 

Dolor de ovarios sin la regla, ¿qué puedo hacer?

La causa más habitual del dolor de ovarios es el dolor pélvico intermenstrual, que se localiza en el bajo vientre (abdomen) justo en el lado del ovario que está ovulando. Es normal si el dolor persiste hasta 48 horas, le ocurre al 20% de las mujeres. No obstante, si se agudiza o se dilata por más tiempo, consulta a tu médico pues los dolores se pueden aliviar con analgésicos o aplicando calor local en la zona.

Contenido relacionado

 

Ovarios, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Embarazo Copa menstrual Clítoris Menopausia Menstruación Embarazo ectópico Útero Reproducción humana Pene Vagina Próstata
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies