1. Inicio
  2. Reproducción humana
  3. Embarazo
  4. Parto

Parto

El parto es un momento único en la vida de la mujer. Conoce qué es el parto, cómo reconocer los indicios de que el parto está próximo y las etapas de este final del embarazo.

¿Qué es el parto?

El parto es el final del embarazo, es decir, el momento del nacimiento: cuando comienzan las contracciones frecuentes y regulares hasta que el bebé sale del útero materno.

Se considera un parto a término o a tiempo normal si se produce entre las semanas 37 y 42 de gestación desde la fecha de tu última regla. Si el parto ocurre antes de las 37 semanas se denomina parto prematuro, y si se produce después de las 42 semanas se dice que es un parto post-término.

Fases del parto

Cuando se acerca el momento del nacimiento, surgen múltiples dudas sobre cómo será el parto, cuánto tiempo durará o si se presentarán o no complicaciones. Cada parto es distinto pues intervienen numerosos factores personales y médicos que influyen en cómo se desarrolla, pero en todos los partos se pueden diferenciar tres fases:

Fase de dilatación




La fase de dilatación se inicia con las contracciones, con la posterior dilatación del cuello del útero para terminar con el descenso del feto por el canal del parto. Se considera que la dilatación del cuello uterino es completa cuando alcanza los 10 cm. aproximadamente, que es la medida necesaria para que el feto pueda salir al exterior.

Pero para llegar a esa amplitud del cuello uterino, primero tendrás las famosas contracciones del útero, que suele tener una duración indeterminada, aunque por lo general es la etapa más larga del parto con una duración aproximada de entre 6 y 12 horas, de ahí que algunos partos se consideren “interminables”, precisamente por esta preparación o trabajo de parto.

Una vez dilatado el cuello del útero entre 9 y 10 cm., se puede comprobar cómo ha descendido la cabeza del feto por la pelvis hasta colocarse en el inicio del canal del parto, que es un canal irregular con forma redondeada y flexible para que el feto pueda salir girándose y adaptando su postura.

Fase de expulsivo

La fase de expulsivo comprende desde la dilatación completa del cuello uterino hasta que el feto sale al exterior. Es el momento de los denominados “pujos” que te ayudarán a hacer la fuerza necesaria para el alumbramiento. La duración media de esta fase es torno a una hora si es tu primer parto, y en caso de que te pongas la epidural entonces este proceso se puede prolongar un poco más. El expulsivo se acelera si no es tu primer parto y has tenido hijos con anterioridad.

Fase de alumbramiento

Una vez ha salido el bebé al exterior, es necesario expulsar la placenta y vaciado del útero, lo que se denomina la fase de alumbramiento. Se trata de una última etapa en la que hay que contener las posibles hemorragias que se pueden producir con el desprendimiento de la placenta. Si estás en manos de profesionales sanitarios puedes estar tranquila porque es una fase del parto por la que hay que pasar y saben perfectamente cómo actuar para evitar que tengas esas hemorragias postparto.

Tipos de parto

Cada parto es único, y en función de cómo se desarrolle se puede clasificar desde el punto de vista sanitario en varios tipos, los principales son los siguientes:

  • Parto natural. Es el parto en el que el bebé nace por vía vaginal. Se diferencia del parto normal, porque en el parto natural no se emplea epidural ni oxitocina artificial para estimular las contracciones, tampoco se realiza la episiotomía (incisión en el perineo para facilitar la salida del bebé).
  • Parto normal. El parto se realiza por vía vaginal, ya que el bebé está colocado con la cabeza en la pelvis. Si el bebé presenta dificultades para salir al exterior, se puede realizar la episiotomía para facilitar su salida. En el caso del parto normal, las mayores ventajas son que es signo de pulmones maduros en el bebé, el contacto inmediato del bebé con la madre (piel con piel) y una recuperación más rápida para la madre, entre otros beneficios.
  • Cesárea. Es el parto mediante una cirugía por diversos motivos: bien porque el bebé es muy grande, viene de nalgas, en lugar de tener colocada la cabeza en la pelvis, bien porque hubo una cesárea de un parto anterior, o porque existe alguna obstrucción que pueda dificultar el parto vaginal. Se puede realizar una cesárea de urgencia o bien cesárea programada. La recuperación es más lenta por lo general, ya que requiere de mayor reposo por parte de la madre.
  • Parto en el agua. Muchas madres confían en los beneficios del agua para dar a luz. Con el parto en el agua, cuando la mujer ha dilatado el cuello del útero más de 5 cm. y tiene contracciones frecuentes e intensas, se sumerge en una bañera hasta cubrir de forma completa el vientre para esperar la llegada del bebé.
  • Parto humanizado. Es la mujer la que va dictando cómo quiere que se desarrolle el parto, guiada por un equipo de profesionales sanitarios. Se intenta evitar la episiotomía, se realiza siempre que sea posible el piel con piel del bebé con la madre y para aliviar los dolores se utilizar la anestesia epidural, en caso de que la requiera la madre, o bien con estimulación natural de frío y calor.
  • Parto en casa. Son muchas las parejas que deciden dar a luz en su propia casa, siempre se recomienda con la ayuda de especialistas sanitarios que acudan al hogar, como la matrona que estará pendiente en todo momento de la madre y guiándola para aliviar el dolor durante el parto, ya sea con baño de agua templada, masajes, posturas cómodas, etc.

¿Qué cuidados se recomiendan después del parto?

El puerperio o posparto es el período después del parto en el que el organismo se recupera, principalmente a lo largo de las seis semanas siguientes a dar a luz. Si has tenido un parto vaginal, a las pocas horas ya puedes darte una ducha, incluso aunque hayas tenido episiotomía; si has tenido una cesárea deberás esperar unas horas más, hasta que tu médico te confirme que puedes levantarte.

Sólo deberías preocuparte y llamar a tu médico, en caso de que durante el posparto te dé fiebre de más de 38º, tengas molestias urinarias, dolor excesivo en las mamas, inflamación de una pierna o hemorragias constantes.

¿Qué función tiene la Oxitocina en el parto?

Gracias a la hormona de la Oxitocina, se inicia el parto de forma natural. También se puede administrar de forma artificial en caso de que sea necesario inducir el parto.

¿Es recomendable ponerle la Epidural?

Gran parte de las mujeres que van a dar a luz piden la anestesia Epidural, ya que alivia enormemente los dolores y la tensión del parto. Como desventajas se puede mencionar que la mujer pierde capacidad para empujar en el parto y que en ocasiones alarga la duración del mismo.

¿Cuándo tengo que ir al hospital a dar a luz?

Es una pregunta que se suelen hacer casi todas las mujeres que van a ser madres por primera vez. Es preciso que acudas si rompes aguas, porque es un indicio claro de que el parto está próximo, o bien si tienes contracciones intensas y cada vez más frecuentes, cada 5 minutos aproximadamente.

¿Puedo elegir cómo quiero que sea el parto?

Sí, hay muchos factores del proceso del parto que tú vas a poder elegir, por ejemplo, si quieres ponerte la Epidural, si quieres que te administren o no analgésicos para el dolor, si quieres estar acompañada o cómo te gustaría colocarte en el proceso de dilatación, entre otras cosas. Te recomendamos que muestres tus preferencias a lo largo de las tres fases del parto, pues es un momento especial para ti y debe realizarse, en la medida de lo posible, según tus preferencias. Es importante que te informes de las posibilidades que ofrece el centro que has elegido para dar a luz.

Contenido relacionado

 

Parto, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Copa menstrual Reproducción humana Embarazo ectópico Embarazo Próstata Pene Menopausia Útero Clítoris Menstruación Vagina
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies