1. Inicio
  2. Ginecología
  3. Enfermedades ginecológicas
  4. Cáncer ginecológico
  5. Cáncer de cuello de útero

Cáncer de cuello de útero

Este tipo de cáncer, es el segundo más común en mujeres entre 15 y 44 años y se ha observado que afecta a mujeres cada vez más jóvenes. La citología permite detectar la enfermedad en estadios iniciales.

¿Qué es el Cáncer de cuello de útero?




El Cáncer de cuello de útero es el crecimiento anormal de las células del cuello uterino (cérvix) transformándolas en malignas. Aunque puede extenderse principalmente a la vagina, los sistemas de sujeción del útero, los ganglios linfáticos y el recto.

Según los últimos datos, en España se diagnostican uno 2.500 nuevos casos cada año, y causa alrededor de 800 muertes, debido sobre todo a que cuatro de cada diez tumores se diagnostican en estados avanzados.

Síntomas del Cáncer de cuello de útero

Casi todas las mujeres no tienen síntomas en los primeros estadios del cáncer de cuello de útero porque los síntomas no aparecen hasta que el cáncer se ha extendido a otros tejidos y órganos.

Algunos de los síntomas o manifestaciones que se pueden tener, son:

  • Manchas de sangre o sangrado leve entre menstruaciones o después de ella.
  • Dolor cuando se mantienen relaciones sexuales.
  • Tener una menstruación más larga y abundante de lo normal.
  • Sangrar después del coito.
  • Sangrar durante un examen pélvico en una revisión ginecológica.
  • Aumento del flujo vaginal.
  • Sangrar después de la menopausia.

Diagnóstico del Cáncer de cuello de útero

Para diagnosticar un Cáncer de cuello de útero, se pueden emplear varias técnicas, como son:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, una buena historia clínica.
  • Examen pélvico: examen de la vagina, cuello del útero, útero, trompas de Falopio, ovarios, y recto.
  • Citología: procedimiento para recoger células de la superficie del cuello uterino y la vagina.
  • Prueba del virus del Papiloma humano: prueba de laboratorio en la que se analiza el ADN o el ARN para determinar si hay ciertos tipos de infección por el VPH.
  •  Legrado endocervical: se extraen muestras de tejido y se observan bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer. Algunas veces, este procedimiento se lleva a cabo al mismo tiempo que la colposcopia.
  • Colposcopia: uso de un colposcopio (instrumento con aumento y luz) para determinar si hay áreas anormales en la vagina o el cuello uterino.
  • Biopsia: se corta una muestra de tejido del cuello uterino para que un patólogo la observe bajo un microscopio y determine si hay signos de cáncer.

Tratamiento del Cáncer de cuello de útero

La elección del tratamiento dependerá del tamaño del tumor, de la localización, del estado de la mujer y de si quiere tener hijos.

  • Cirugía: dependiendo del estadio y su extensión, se puede extirpar solo el tejido maligno, el cuello cervical completo, el útero y los ganglios linfáticos regionales. Los tipos de cirugía que se pueden realizar son:
    • Conización: este método es una biopsia en cono que se realiza si el cáncer es microinvasivo.
    • Cervicectomía radical o traquelectomía: se extirpa el cuello uterino y deja intacto el útero pero diseccionando los ganglios linfáticos pélvicos.
    • Histerectomía: puede ser simple (se extrae el útero y el cuello uterino) o radical (incluye la extirpación del útero y cuello uterino, parte superior de la vagina, tejido que rodea al cuello del útero y los ganglios linfáticos pélvicos).
    •  Exenteración pélvica: se extirpa el útero, vagina, colon inferior, recto y/o la vejiga, si el cáncer se ha diseminado a estos órganos tras la radioterapia.
  • Radioterapia: puede utilizarse sola, como tratamiento único antes de la cirugía o en combinación de quimioterapia.
  • Quimioterapia: suele administrarse para eliminar las células malignas por vía intravenosa para que se traslade al torrente sanguíneo con la finalidad de destruir las células que pudieran quedar tras la cirugía o radioterapia.

Factores de riesgo del Cáncer de cuello de útero

Hay factores de riesgo que pueden ayudar a la aparición del Cáncer de cuello de útero pero no quiere decir que estos factores provoquen el cáncer de cérvix:

  • Edad: la edad media de aparición se encuentra entre los 35 y los 55 años.
  • Genética: es común que aparezca en mujeres cuyas madres también tuvieron cáncer de cuello uterino.
  • Tabaco y alcohol.
  • Edad precoz de la primera relación sexual.
  • Elevado número de parejas sexuales.
  • Padecer o haber padecido alguna enfermedad venérea. En este grupo de riesgo es especialmente importante la infección por el virus del Papiloma humano.
  • Inmunodepresión: SIDA, mujeres que han sufrido algún trasplante, etc.

Fases de un cáncer de cuello de útero

  • Estadio I: se ha diseminado desde el revestimiento interno del cuello del útero hacia el tejido más profundo, pero todavía se encuentra en el útero. No esta diseminado a los ganglios linfáticos ni otras zonas del cuerpo.
    • Estadio IA: no están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IA1: hay una zona cancerosa de menos de profundidad y menos de longitud. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IA2: hay una zona cancerosa, pero de menos profundidad y/o menos  longitud. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IB: el cáncer se encuentra solo en el cuello uterino o hay una lesión que puede verse con un microscopio y es más grande que un tumor en estadio IA2. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    •  Estadio IB1: el tumor puede medir unos 4cm o menos. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IB2: el tumor mide más de 4 cm. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
  • Estadio II: el cáncer se ha diseminado hacia áreas cercanas, como la vagina o el tejido cercano al cuello del útero, pero todavía está dentro del área pélvica. No se ha diseminado a los ganglios linfáticos ni a otras partes del cuerpo.
    • Estadio IIA: el tumor no se ha diseminado al tejido próximo al cuello del útero. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IIA1: el tumor mide 4 cm o menos. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IIA2: el tumor mide más de 4 cm. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IIB: el tumor se disemino a la región parametrial. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
  • Estadio III: se ha diseminado hasta la pared pélvica y/o compromete el tercio inferior de la vagina, y/o causa hinchazón del riñón. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IIIA: el tumor compromete el tercio inferior de la vagina. No están afectados los ganglios linfáticos y no hay diseminación a distancia.
    • Estadio IIIB: el tumor ha crecido hasta el interior de la pared pélvica y/o afecta los riñones, pero no se ha diseminado a los ganglios linfáticos ni a sitios distantes.
    • Estadio IVA: el cáncer se ha diseminado a la vejiga o al recto, y puede haberse diseminado o no a los ganglios linfáticos, pero no se ha diseminado a otras partes del cuerpo.
  • Estadio IVB: El cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Señales de advertencia del cáncer de cuello uterino

Una de las desventajas del cáncer es que suele ser una enfermedad silenciosa en sus primeras etapas pero fijarse bien en los síntomas pueden parecer comunes es clave para detectar y tratar a tiempo la enfermedad.

  • Dolor en las piernas: uno de los síntomas que pueden producirse en las primeras etapas es dolor en las piernas e hinchazón. Esto ocurre porque el cuello del útero se hincha y evita que el flujo sanguíneo trabaje con normalidad, provocando finalmente esa sensación dolorosa.
  • Flujo vaginal: si el flujo vaginal aumenta, se segrega con más frecuencia, huele mal y tiene un aspecto irregular, lo mejor es consultar al médico.
  • Sangrado inusual: es uno de los síntomas más comunes. Algunas mujeres tienen menstruaciones irregulares y deben consultar al médico para conocer la posible causa de esos descontroles.
  • Micción incomoda: el síntoma más evidente es sentir molestias al orinar, como por ejemplo picazón, sensación de estrechez y síntomas que la hacen sentir incómoda. Este síntoma, en la inmensa mayoría de los casos, es indicativo de una infección urinaria.
  • Micción irregular: además de la incomodidad, los cambios en los hábitos de orina también pueden ser una señal clave para detectar esta enfermedad.
  • Dolor durante las relaciones sexuales: sentir incomodidad o dolor al tener relaciones sexuales.
  • Dolor pélvico: suele ser muy común durante un ciclo menstrual. Sin embargo, es importante estar alerta y consultar al especialista cuando los calambres y dolores pélvicos se presentan por más tiempo.

¿Qué pronostico tiene el Cáncer de cuello de útero?

El pronóstico depende de su Estadio, el tipo de cáncer de cuello de útero, la Edad y estado general de salud, si se tiene cierto tipo de VPH, si se tiene el sistema inmunitario debilitado, etc.

¿Qué puede hacer una mujer para disminuir su riesgo de desarrollar el cáncer de cuello de útero?

Hacerte revisiones ginecológicas periódicas es una buena manera de reducir su riesgo porque el caso de existir puede ofrecerte un tratamiento precoz, dejar de fumar, evitar tener relaciones sexuales muy joven, usar condones para las relaciones sexuales, limitar el número de parejas sexuales, etc.

¿Cuello del útero es lo mismo que cérvix?

Sí, es lo mismo. Se le dice cérvix o cuello uterino.

Zona del cuerpo afectada

Cuello del útero

Tratamiento

Quirúrgico, radioterapia, quimioterapia

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Depende del Estadio

Indicaciones

Las que indique el Oncólogo

Procedimiento médico

Depende del Estadio

Contenido relacionado

 

Cáncer de cuello de útero , también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Ovarios poliquísticos Test de embarazo Mioma uterino Candidiasis Citología Ecografía Endometriosis ¿Cómo saber si estoy embarazada? Infección de orina Cáncer de mama Enfermedad pélvica inflamatoria
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies