1. Inicio
  2. Ginecología
  3. Enfermedades ginecológicas
  4. Quiste ovárico

Quiste ovárico

Más información sobre quiste ovárico

¿Qué es el Quiste ovárico?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma en el ovario. Cuando ovulamos se forma un pequeño folículo en uno de los ovarios que se rompe cuando el óvulo está maduro y listo para ser fecundado. Si no te quedas embarazada, el folículo se reabsorbe de forma natural, pero cuando esta reabsorción falla, este folículo se enquista y produce estos cuerpos extraños en los ovarios.

¿Qué tipos de Quistes ováricos existen?

Quiste folicular

El quiste folicular es el más sencillo y frecuente. Cada mes se produce un pequeño quiste en el ovario en respuesta a los cambios hormonales. La ovulación es la rotura de ese pequeño quiste y la salida del óvulo hacia la trompa pero en ocasiones este proceso no se hace bien y persiste el quiste ovular durante más días con un tamaño algo mayor. En los casos en los que además produce hormonas, puede alterar el ciclo menstrual.

Quiste simple

El quiste simple se forma dentro del ovario a partir de una cápsula. Son tumores quísticos benignos (buenos). No suelen desaparecer solos y si crecen mucho se deben extraer quirúrgicamente. Si su tamaño es grande puede torsionar el ovario.

Quiste hemorrágico

El quiste hemorrágico son los foliculares o simples con la diferencia que se han complicado. Se ha roto un pequeño vaso sanguíneo y ha sangrado dentro del quiste. A veces se rompen y el sangrado se produce dentro del abdomen.

Quiste endometriósico

El quiste endometriósico está relacionado con la endometriosis. Se tiene la menstruación dentro del ovario y la sangre se acumula produciendo quistes de sangre o endometriomas. En algunas ocasiones requiere cirugía y extirpar el quiste.

Quistes dermoides

Los quistes dermoides son un tipo de quiste menos frecuente. Tienen una cápsula gruesa y se forman igualmente dentro del ovario. En su interior se pueden encontrar pelos, trozos de hueso, dientes o tejido tiroideo incluso. Su tratamiento es quirúrgico.

Cáncer de ovario quístico

En la mayoría de las ocasiones, el cáncer de ovario es quístico. Pero es un cáncer poco frecuente que afecta a mujeres mayores de 50 años.

¿Qué síntomas tiene el quiste ovárico?

En ocasiones los quistes en los ovarios producen un ligero malestar pero la mayoría no presenta síntomas y lo más probable es que, en caso de notar algo, el dolor sea parecido a los síntomas de la endometriosis, la enfermedad inflamatoria pélvica, de un embarazo ectópico o de un cáncer de ovario.

En el caso de tener algún síntoma, éstos podrían ser:

  • Reglas irregulares.
  • Dolor abdominal pélvico que puede irradiar a la espalda o piernas.
  • Dolor pélvico durante toda la menstruación y antes de empezar .
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Náusea, vómitos o mayor sensibilidad mamaria.
  • Sensación de peso.
  • Presión en el recto o la vejiga con sensación de dificultad al vaciar completamente la vejiga de orina, etc.

¿Cómo se diagnostica un quiste ovárico?

El diagnóstico empieza por una buena historia clínica con los síntomas que se presentan y la realización de un examen pélvico y ovárico con una ecografía transvaginal. En los casos en los que el ginecólogo sospeche que el quiste puede ser maligno se pueden hacer otras pruebas como:

Muestra de sangre u orina para verificar los marcadores tumorales que son sustancias que se encuentran en el cuerpo cuando hay presencia de cáncer.
TAC o escáner.

¿Cómo se trata el quiste ovárico?

El tratamiento depende de la edad, del tipo y tamaño del quiste y de los síntomas que tengas. Algunos de los tratamientos pueden ser:

  • Esperar y volver al mes (por lo general) para hacer un nuevo examen para ver si el quiste desaparece solo.
  • Medicamentos: pueden recomendarte la pastilla anticonceptiva, para prevenir que se repitan los quistes ováricos.
  • La cirugía se realiza cuando el quiste es grande, no es funcional, está creciendo, es persistente y/o te causa dolor.

¿Cuándo puede aparecer un quiste ovárico?

Un quiste ovárico puede aparecer con la llegada de la pubertad, mantenerse en sus años fértiles y desaparecer con la llegada de la menopausia, y pueden ser uno, o muchos.

¿Cómo puedo saber si tengo un quiste ovárico?

Por lo general no se suele llegar a saber de la existencia de los quistes ováricos porque muchos no dan síntomas y desaparecen sin más. En el caso de los quistes foliculares no suele alterar el ciclo menstrual, pero los quistes lúteos sí pueden originar sangrados.

¿Son peligrosos los quistes en los ovarios?

Casi todos los quistes de ovario son benignos, la característica más desfavorable es que clínicamente son indistinguibles de los tumores ováricos malignos. El diagnóstico diferencial es muy difícil, por lo que es primordial la importancia de diagnosticar de forma adecuada y precoz cualquier quiste para prevenir el cáncer de ovario.

Contenido relacionado

 

También lo puedes conocer como:

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda? elige entre las mejores clínicas

Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies