1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Relaciones sexuales

Relaciones sexuales

Las relaciones sexuales son la parte de la sexualidad compuestas por las prácticas, afectos, gestos y expresiones de cada orientación.




Las relaciones sexuales son la parte de la sexualidad compuesta por las prácticas, los afectos, los gestos y la expresión de cada orientación e identidad sexual, sea la que sea, inclusive si no quiere definirse. Es el sexo que practicamos, donde el deseo se manifiesta a través del cuerpo y de los sentidos. Se componen de mucho más que los genitales y el coito, y en ellas cabe toda la diversidad sexual que imaginemos, siempre desde el respeto a libertad individual de cada persona. A pesar de ello, están condicionadas por la socialización de género y un entramado de complejos mensajes psicológicos, sociales y culturales, a menudo incorporados inconscientemente.

Es fundamental recordar que lo más importante para mantener relaciones sexuales con otra persona es el consentimiento. Aquí recordamos los derechos sexuales y reproductivos establecidos por la Asociación Mundial de la Salud. La libertad, la responsabilidad y el respeto por el propio cuerpo y por el ajeno son fundamentales de cara a establecer relaciones sexuales sanas.

Somos seres sexuados, y como tales nos expresamos a través de un cuerpo que en cada persona es diferente, con más o menos características de los diferentes sexos, con más o menos terminaciones nerviosas. Cada cual prefiere unas zonas erógenas, en todo ser humano el cerebro y las fantasías funcionan en determinados momentos para dar placer y así, podemos imaginar infinitas combinaciones donde conocerse a sí mismos (mediante la masturbación, por ejemplo) y la comunicación con el resto resultan imprescindibles.

Sin embargo, la sociedad habitualmente ha puesto trabas a la expresión libre de la sexualidad. Durante siglos se ha reprimido y controlado la sexualidad en las mujeres (crítica a la sexualidad no reproductiva, prohibición del aborto, etc.)  y se ha exigido en los hombres un papel demasiado activo que también ha dejado huella en ellos. Esta socialización diferencial, sumada a la educación familiar, a menudo llena de tabúes, no facilitan la tarea. Por no nombrar la condena a cualquier ámbito sexual fuera de la heteronormatividad, como la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad, etc.

Todo esto nos conduce a diferentes problemas sexuales, tanto problemas sexuales femeninos como problemas sexuales masculinos, en cada uno de los cuales nos detendremos a continuación.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 

Preguntas de usuarios sobre Relaciones sexuales

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies Aceptar