1. Inicio
  2. Enfermedades de transmisión sexual
  3. Herpes genital

Herpes genital

Casi la mitad de la población sexualmente activa está contagiada por alguna enfermedad venérea, que a veces son asintomáticas y pasan desapercibidas, y pueden tener graves consecuencias a largo plazo

¿Qué es el Herpes genital?

El Herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del herpes simplex (HSV), que se transmite de persona a persona, principalmente por el contacto sexual.
Una vez infectado, el virus permanece latente en el cuerpo y puede volver a activarse en cualquier momento. Cuando los signos y síntomas de la enfermedad se manifiestan, se conoce como un brote de herpes.

Causas del Herpes genital

El Herpes genital afecta la piel o a las membranas mucosas de los genitales y se trasmite de una persona a otra durante el contacto sexual.




Hay 2 tipos de virus del herpes simple:

  • VHS-1: con frecuencia afecta la boca y los labios, y causa úlceras bucales o ampollas febriles. Sin embargo, se puede transmitir de la boca a los genitales durante el sexo oral.
  • VHS-2: casi siempre causa el herpes genital. Se puede transmitir a través del contacto con la piel o a través de líquidos orales o genitales.

Puedes infectarte si tu piel, vagina, pene o boca entran en contacto con alguien que ya tiene herpes. Tienes más probabilidades de contraer herpes si tocas la piel de alguien que tenga ampollas, erupciones o úlceras asociadas al herpes, incluso cuando no hay ninguna úlcera ni otros síntomas presentes.

¿Cómo se contagia el Herpes genital?

Te puedes contagiar del Herpes genital:

  • Durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con alguien que tiene la infección.
  • Tocando una llaga de herpes.
  • Saliva: si tu pareja tiene una infección de herpes oral.
  • Secreciones genitales: si tu pareja tiene una infección de herpes genital.
  • Cuando tu pareja sexual no presenta llagas visibles
  • Cuando tu pareja sexual tiene el virus y no lo sabe.
  • Practicando sexo oral con una pareja sexual que tenga herpes oral, etc.

No puedes contagiarte del Herpes genital sentándote en un inodoro, con la ropa de cama o piscinas,  tocando los cubiertos, jabón o toallas, etc.

Síntomas del Herpes genital

Los síntomas generalizados pueden abarcar fiebre, inapetencia, dolor de cabeza intenso, dolores musculares en la región lumbar, glúteos, muslos o rodillas. Ganglios linfáticos inflamados y sensibles en la ingle durante un brote.

Los síntomas genitales incluyen la aparición de ampollas pequeñas y dolorosas, llenas de un líquido claro o color paja. Generalmente se encuentran:

  • En mujeres: las ampollas pueden estar en los labios vaginales, vagina, cuello uterino, alrededor del ano y en los muslos o en las nalgas. Flujo vaginal abundante y con olor a pescado, incapaces de orinar.
  • En hombres: las ampollas pueden estar en el pene, escroto, alrededor del ano, en los muslos o en las nalgas.
  • Ambos sexos: las ampollas pueden estar en la lengua, boca, ojos, encías, labios, dedos de la mano y otras partes del cuerpo.
  • Antes de que las ampollas aparezcan:, puede haber hormigueo, ardor, picor en la piel, dolor en el sitio donde las ampollas van a aparecer, etc.
  • Cuando se rompen las ampollas: dejan úlceras muy dolorosas, las cuales forman costra y se curan de manera lenta.
  • Dolor al orinar.

Diagnóstico y tratamiento del Herpes genital

Diagnóstico del Herpes genital

Las lesiones son típicas y durante los brotes del Herpes genital son fáciles de reconocer por un médico especialista en ETS.
Muestras de cultivo para identificar el virus.
Por medio de serologías: puede identificar tanto el virus tipo 1 y tipo 2.

Tratamiento del Herpes genital

Aunque no hay cura para el Herpes genital, la infección puede ser controlada con terapia antiviral. El tratamiento con antivirales sirve para acelerar la cura de las lesiones, aliviar los síntomas, impedir complicaciones y reducir el riesgo de transmisión para otros.

En las recurrencias, el tratamiento puede realizarse por apenas 5 días. A las personas con historial de herpes genital recurrente se les aconseja, frecuentemente, que mantengan una reserva de medicamentos antivirales en casa, de tal manera que puedan iniciar el tratamiento apenas surjan las primeras señales de una recurrencia.

¿Se puede curar el Herpes genital?

No, no hay una cura para el Herpes genital por el momento pero hay medicamentos que pueden prevenir o disminuir la duración de los brotes.

¿Puedo tener sexo aunque tenga Herpes genital?

Si, pero es muy importante que se lo digas a tu pareja sexual y que conozca los riesgos. Usa siempre el condón porque ayuda a disminuir el riesgo

¿Cuál es el vínculo entre el Herpes genital y el VIH?

El Herpes genital puede causar llagas o heridas abiertas en la piel o en el recubrimiento interno de la boca, la vagina y el recto. Esto ayuda para que el VIH entre en el cuerpo.

Información detallada

  • Parte del cuerpo afectada: Boca o genitales
  • Causas: Virus VHS-1 o VHS-2
  • Medicación utilizada: Para aliviar los síntomas y brotes (no tiene cura).
  • Complicaciones: Llagas en los genitales muy dolorosas, abortos espontáneos o partos prematuros, etc.
  • Tratamientos: No existe cura únicamente cuidados para aliviar los síntomas y brotes
  • Prevención: Uso del condón durante las relaciones sexuales.
  • Factores de riesgo: Relaciones sexuales sin protección y tener sexo con un brote, aun cuando se use el condón.
  • Síntomas: Ampollas o llagas, dolor muscular, fiebre, picor, dificultad al orinar, etc.
  • Terapia preventiva: No hay vacuna o medicación por el momento para prevenir el Herpes genital

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Herpes genital

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Enfermedades de transmisión sexual Virus del Papiloma humano SIDA Herpes genital Sífilis Verrugas genitales Clamidia Gonorrea Chancro Hepatitis B VIH
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies