1. Inicio
  2. Ginecología
  3. Enfermedades ginecológicas
  4. Infección de orina

Infección de orina

Una mujer de cada dos ya ha sufrido o sufrirá una infección de orina en algún momento de su vida. Esto corresponde a una inflamación de la vejiga que, conducirá a la aparición de problemas en la orina. En la mayoría de los casos, en el origen de la inflamación se encuentra una bacteria. Entonces se habla de infección urinaria.

¿Qué es la Infección de orina?

La Infección de orina es una afección muy frecuente en las vías urinarias. Se puede producir en la vejiga, en los riñones, en los uréteres y en la uretra.




  • Vejiga: se denomina cistitis o infección vesical.
  • Riñones: puede ser en uno o ambos riñones y se llama Pielonefritis o infección renal.
  • Uréteres: solo en casos excepcionales los conductos que llevan la orina del riñón a la vejiga se infectan.
  • Uretra: se denomina uretritis y se produce en el conducto que saca la orina hacia afuera desde la vejiga.

Tipos de infecciones de orina

Existen varios tipos y formas de clasificar una infección de orina. Según nos fijemos en sus síntomas o localización. Estos tipos pueden ser:

  • Por sus Síntomas:
    • Bacteriuria asintomática: hay abundantes gérmenes en la orina, pero no hay síntomas.
    • Infección de orina: aparece en la mujer cuando su hay síntomas.
  • Por su Localización:
    • Infección urinaria baja: afecta a la vejiga y uretra. El germen entra desde fuera por los genitales externos hacia arriba.
    •  Infección urinaria alta: afecta al riñón y es una forma clínica de graves consecuencias si no se trata de forma adecuada. El germen esta presente en la sangre y entra desde los riñones hacia abajo.

Síntomas de la Infección de orina

Los síntomas de la infección urinaria en la vejiga son:

  • Orina turbia con sangre o con olor fétido o fuerte.
  • Fiebre baja.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Fuerte necesidad de orinar a cada rato.
  • Presión o calambres en la espalda o parte inferior del abdomen.
  • Sensación de vejiga completa, pero orinar poco.

Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas serán:

  •  Sudores fríos.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Dolor en la espalda o ingle.
  • Piel caliente o enrojecida.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal intenso.

Diagnóstico de la Infección de orina

  • El diagnóstico de la infección urinaria se realiza mediante sus síntomas y la exploración física.
  • Una prueba de orina puede detectar la existencia de bacterias y leucocitos que confirman la infección.
  • Se puede explorar de forma complementaria con una ecografía los riñones, vejiga urinaria.
  • Para determinar el agente patógeno es necesario realizar un urocultivo.

Tratamiento de la Infección de orina

Las Infecciones de orina se tratan en función del patógeno que la causa:

  • Se usan antibióticos cuando el origen es una bacteria.
  • Antivirales en caso de virus.
  • Antifúngicos si hablamos de hongos.

A veces se requieren analgésicos, para el dolor y antitérmicos para la fiebre. Normalmente las infecciones urinarias se controlan de forma ambulatoria, y la medicación puede tomarse en casa por vía oral. El tratamiento suele ser inferior a dos semanas, pero depende del tipo de infección, del microorganismo causante y del fármaco.

Prevenir la Infección de orina

A continuación os indicamos algunos consejos que pueden ayudar a prevenir una infección de orina:

  • Beber al menos 1,5 litros de líquido al día.
  • Una higiene íntima adecuada.
  • Orinar con frecuencia.
  • Orinar antes y después de las relaciones sexuales.
  • Evitar permanecer con el bañador húmedo.
  • Usar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.
  • Optar por duchas en vez de baños, y usar jabones neutros, que no alteren la flora protectora natural.
  • Consumir arándanos con frecuencia, ayuda a mantener un pH ácido en la orina.
  • Evitar el uso de espermicidas y del diafragma, en mujeres con infecciones de repetición, etc.

¿Qué complicaciones puede tener una infección e orina?

Las complicaciones de una infección urinaria pueden comprender daño renal permanente debido a una infección renal aguda o crónica provocada por una infección urinaria sin tratar

¿Por qué unas mujeres son más propensas que otras a la infección e orina?

No todas tenéis los mismos factores de riesgo, por ejemplo:

  • Embarazo: con sus hormonas y por la presión mecánica del feto, se dificulta la salida de la orina y favorece las infecciones. El embarazo duplica el riesgo.
  • Actividad sexual: la uretra está situada por dentro de los genitales, en la entrada de la vagina. Las relaciones sexuales irritan la zona. El aumento de la frecuencia o los cambios de pareja son factores predisponentes. Algunos espermicidas y hábitos pueden aumentar igualmente el riesgo.
  • Presencia de enfermedades o malformaciones en las vías urinarias.
  • Predisposición genética.

¿Una infección urinaria puede contraerse por una enfermedad venérea?

La infección urinaria NO es una enfermedad de transmisión sexual. Por el contrario la infección urinaria SÍ puede ser secundaria a la actividad sexual.

Zona del cuerpo afectada

Vías urinarias

Tratamiento

Antibióticos, antivirales o antifúngicos

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Vía oral o vagial

Indicaciones

Cuando hay infección

Procedimiento médico

Uso de medicación y control ambulatorio

Contenido relacionado

 

Infección de orina, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Infección de orina

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Enfermedad pélvica inflamatoria Citología Endometriosis ¿Cómo saber si estoy embarazada? Test de embarazo Cáncer de mama Ovarios poliquísticos Candidiasis Ecografía Mioma uterino
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies