1. Inicio
  2. Educación sexual

Educación sexual

Es importante conocer y tener una buena educación sexual para disfrutar y ser responsable en las relaciones sexuales. Entra e infórmate sin compromiso.




Los seres humanos somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos y esto va a influir en todo el desarrollo integral de la persona. Las sexualidad humana no se reduce, ni mucho menos, a la reproducción humana; sino que se relaciona con otros aspectos fundamentales la vida de las personas como es la autoestima, el placer, los sentimientos, la moral, las costumbres, la religión, el derecho, con el proyecto de vida, con el género, en fin, con todos y cada uno de los elementos que constituyen nuestra identidad y nuestra vida en sociedad.

La educación sexual, por tanto, es un elemento muy importante de la vida humana que va a influir en la percepción que la persona tiene de sí misma y del mundo del cual forma parte. Para entender la sexualidad humana es necesario inscribirla dentro de este complejo marco de relaciones.

Por otro lado, la educación sexual hace referencia a todas aquellas actividades relacionadas con la enseñanza, la difusión, la sensibilización y la divulgación de la sexualidad como un aspecto integral del ser humano, basada en un enfoque sobre los derechos sexuales y reproductivos, con el objetivo de ser una herramienta fundamental para que las personas puedan tomar decisiones autónomas, informadas, responsables y saludables sobre un aspecto fundamental de su propia identidad como es su sexualidad.

Durante muchos años se ha extendido sobre la sexualidad un manto de silencio, de vergüenza y de pecado. Desterrar todos los prejuicios, y educar sobre la sexualidad y los afectos, es necesario para poder pensar y sentir con libertad. Conocer nuestro cuerpo sexuado, su anatomía y fisiología sexual, nos ayudará a entender el lugar donde la sexualidad reside y se hace posible. Aprender que nos gusta, que nos excita, cual es nuestra fisiología sexual, cómo nos masturbamos, nos enseñará a saber más sobre nuestro placer y nuestro orgasmo, cómo conseguirlo y cómo ofrecerlo.

En relación a la educación sexual, las personas no nacen educadas, tienen que educarse y no sólo durante el período escolar sino durante toda la vida. Por este motivo entendemos la educación como un proceso que persigue dotar de herramientas que ayuden a las personas a pensarse, verse como seres sexuados y aprender a gestionar las relaciones y los afectos desde el respeto, la igualdad, la normalidad y el aprendizaje continuo, fuera de estereotipos y normas que nos limiten. De esta forma entenderemos y abordaremos de una forma más natural aquellos problemas sexuales (relaciones amorosas) que se nos planteen a lo largo de nuestro recorrido vital así como aprender a prevenir y gestionar relaciones afectivas que puedan resultar dañinas o dolorosas.

Abogamos por un modelo de educación sexual integral, abierta y democrática, basada en la libertad personal, sin obviar la participación de la sociedad de la que la escuela forma parte, y que propugna valores como la ética del consentimiento, la igualdad entre los sexos, el placer y la responsabilidad compartida, la autonomía emocional y la igualdad de las distintas orientaciones sexuales.

Una educación sexual basada en el conocimiento científico, en una actitud positiva ante la sexualidad. Que promueva que las personas vivan de manera responsable y saludable las diversas posibilidades de la sexualidad.

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 

Preguntas de usuarios sobre Educación sexual

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies