1. Inicio
  2. Relaciones tóxicas

Relaciones tóxicas

Este tipo de relaciones se dan en cualquier ámbito social, como puede ser el de una amistad, el familiar y/o el de pareja. Se trata de relaciones que enganchan, que nos atrapan en una red negativa de la que nos es muy difícil salir.

¿Qué son las relaciones tóxicas?

Las relaciones tóxicas son las relaciones que nos enganchan y nos atrapan, son como vampiros, nos dejan sin energías, son relaciones de las que es muy difícil salir, porque nos cuesta mucho identificarlas. En definitiva se trata de una relación donde una o ambas partes sufren, más que gozan, por el hecho de estar juntos. Los miembros se ven sometidos a un gran desgaste emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión.

¿Qué son las personas tóxicas?

Las personas tóxicas nos hacen sentir mal o culpables de cosas que ni hemos hecho, nos produce sufrimiento, no nos deja avanzar, destruye todo aquello que somos, no nos dejan ser felices.
En las relaciones tóxicas es muy común que una sea más dominante, es la que siempre tiene el control sobre la otra persona, en muchas ocasiones esta relación puede convertirse en una relación peligrosa que roza el maltrato psicológico.

En la mayoría de los casos las personas que están viviendo una relación de este tipo no se dan cuenta porque están tan enamoradas que su juicio queda nublado por completo. Hay veces que incluso las dos partes de la pareja sufren, pero no saben poner fin a la relación tóxica.

Tipos de relaciones tóxicas

  • Relaciones Co-dependientes: las dos partes de la pareja son pasivas, no hay una por encima de la otra, ambas necesitan la aprobación del otro para cualquier cosa. Es una relación adictiva, en la que se valoran las necesidades del otro por encima de las propias.
  • Relaciones idealizadas: es un error pensar que la otra persona va a cambiar para que nuestra relación mejore, porque es cuando se produce el rencor. Los miembros de la pareja parten con expectativas muy diferentes de cómo será el otro. No se enamoran de la persona, sino de una versión idealizada de ella.



  • Relación de dominancia: es una relación tóxica en la que una de las partes de la pareja es la dominante y toma el control de todo, esto es un problema porque tarde o temprano se pierde el derecho a decidir sobre cualquier cosa de nuestra vida, perdiendo de esa manera independencia, autoestima y autoconfianza.
  • Relación basada en la mentira: con este tipo de relación tóxica se busca la aprobación de los demás, se engaña a la otra persona sobre los lazos afectivos que los unen. La persona miente hasta que esa mentira se convierte en realidad.
  • Relación basada en el chantaje: es una relación en la que existe un castigo emocional cuando no conseguimos que la otra persona haga lo que nosotros queremos. La persona que manipula o chantajea no ama, no respeta ni comprende.
  • Relación basada en el victimismo: este tipo de relaciones se da entre parejas o entre amigos y familiares. Utilizan el victimismo para llamar la atención o para hacer sentir culpable a la otra persona y realzar su vínculo dominante.
  • Relaciones en las que no existe el perdón: es una relación en la que una de las partes de la pareja no tiene intención nunca de reparar el daño causado.

Las relaciones tóxicas son muy peligrosas y a veces el amor no basta para salvar una relación de este tipo, porque el equilibrio emocional se ve vulnerado manipulado e incluso atacado.
Para poder salir de esta relación, debemos estar conscientes de que estamos viviendo una situación así, además de asimilar que de esta manera es imposible encontrar la felicidad. Para ello, lo mejor es buscar apoyo de amigos o familiares.

¿Cómo saber que tengo una relación tóxica con mi pareja?

Las relaciones tóxicas nos hacen infelices, la falta de respeto que lleva consigo ese tipo de relación no es amor. Existen algunos indicadores que te pueden ayudar a saber si estas dentro de una relación tóxica:

  • Tener miedo a vestirte como quieras por temor a molestarle.
  • No poder maquillarte porque no le gusta.
  • Se enfada si llegas tarde a casa.
  • Tiene que saber en todo momento dónde estás y con quién estás.
  • Te limita laboralmente, menospreciando tus logros.
  • Te manipula emocionalmente haciéndote creer que tienes la culpa de todo, etc.

¿Cómo salgo de una relación tóxica?

Primero es ser consciente que sufres una relación tóxica. Si necesitas ayuda profesional no dudes en buscarla. Haz caso de tus familiares y amigos si te están diciendo que no estás teniendo una buena relación de pareja.
Puedes hablar con tu pareja para que sepa cómo te sientes, pero la voluntad de cambio de una persona así es muy difícil.

¿Se pueden tener actitudes tóxicas sin que sea una relación tóxica?

En ocasiones puede haber uno o varios fallos durante una relación. No debemos encasillar la relación en tóxica si solo ha habido algún error que se pueda solucionar de manera inmediata.
Lo importante es darse cuenta de que no has hecho algo bien e intentar cambiarlo, pedir perdón y luchar por recuperar la confianza perdida.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Celos
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies