1. Inicio
  2. Urología
  3. Enfermedades urológicas
  4. Enfermedades urológicas masculinas

Enfermedades urológicas masculinas

Hay hombres con la idea de que las enfermedades urológicas masculinas solo pueden ser el cáncer a la próstata y poco más. Muchos hombres acuden a un urólogo y no siempre por problemas de salud, sino que muchas veces simplemente quieren resolver dudas y diferentes cuestiones sobre su vida sexual o por la necesidad de ser aconsejados por un profesional para prevenir o saber cómo actuar ante alguna de las enfermedades del hombre.

¿Qué son las enfermedades urológicas masculinas?

Las enfermedades urológicas masculinas son todas aquellas alteraciones, problemas o patologías que afectan a las vías urinarias y al sistema reproductivo del hombre.
Algunas de las enfermedades urológicas del hombre más comunes son:

  • Disfunción eréctil: condición en la que el hombre experimenta dificultades en lograr o mantener una erección. Esta puede ser tratada ya sea con medicamentos, cirugía, dispositivos de vacío o externos.
  • Incontinencia: es cuando se pierde el control de la vejiga, lo cual puede causar fugas de orina o la necesidad de orinar con frecuencia. Existen varios tratamientos para la incontinencia, incluyendo medicamentos, terapia física o cirugía.



  • Infección del tracto urinario: cuando un hombre experimenta dolor o ardor al orinar o tiene orina turbia, esto podría ser un signo de una infección del tracto urinario. Un urólogo pondrá a prueba la orina para asegurarse de que es una infección urinaria y descartar otros problemas.
  • Prostatitis: es una infección en la próstata. Los síntomas pueden incluir fiebre y escalofríos; dolor al orinar; y dolor en el abdomen, área pélvica o inferior de la espalda. En algunos casos no hay síntomas. Un urólogo hará pruebas para determinar si esta es la causa de los síntomas, y, de forma similar a una infección urinaria, lo más probable es prescribir antibióticos.
  • Agrandamiento de la próstata: una próstata agrandada puede empujar sobre la vejiga, causando incontinencia; los hombres pueden experimentar la necesidad de orinar con frecuencia o pérdida de orina. También pueden tener problemas con la micción. El tratamiento para un agrandamiento de la próstata puede incluir medicamentos o cirugía.
  • Infertilidad: es cuando un hombre tiene problemas para concebir hijos. El urólogo puede ayudar adecuadamente diagnosticar la causa de la infertilidad y ayudar a crear un plan de tratamiento.

Si durante las relaciones sexuales tengo dolor en el pene y tengo sangrado, ¿qué se puede hacer?

Puede que desgarrase el frenillo. La simple compresión de la zona entre los dedos suele controlar el sangrado sin mayor problema mientras se acude al centro médico.

¿Qué supone el chequeo urológico?

Una visita al urólogo conlleva un interrogatorio sobre los hábitos urinarios y sexuales del paciente, una exploración física, que debe abarcar el pene, los testículos y la próstata mediante un tacto rectal, y una analítica de sangre entre otras pruebas.

¿Cuándo se aconseja realizar un chequeo urológico?

Es recomendable que los hombres se realicen un chequeo urológico anual a partir de los 50 años si no existen antecedentes de tumores urinarios o de próstata en la familia, o bien a partir de los 40 de existir estos antecedentes.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Enfermedades urológicas masculinas

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Andrología Hidrocele Frenillo Epididimitis Andropausia Fimosis Urología Cáncer de próstata Balanitis
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies