1. Inicio
  2. Reproducción humana
  3. Aparato reproductor femenino
  4. Clítoris

Clítoris

El clítoris es el órgano sexual de la mujer ubicado en la parte superior de la vulva y cuya función principal es dar placer a la mujer. 

¿Qué es el clítoris?

El clítoris es un órgano eréctil que, con la estimulación, puede llegar a medir varios centímetros. Se ubica en la parte superior de la vulva, interior de la vagina, y está formado por miles de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas con el objetivo único de dar placer sexual a la mujer. Realiza la misma función que el pene, pero en el caso del clítoris sin funciones reproductivas ni secreción de orina.

Partes del clítoris

El clítoris, al estar localizado en la zona superior de la vulva, se encuentra rodeado de órganos y zonas con función reproductiva. Este órgano sexual está unido a los labios menores que lo recubren de forma parcial.




Consta de dos partes:

  • Glande: es la parte visible del clítoris. Tiene forma de botón y, aunque difiere su dimensión según cada mujer, por lo general mide 1 cm. Es la zona más sensible del cuerpo de la mujer pues es donde confluyen las terminaciones nerviosas que hacen posible el placer sexual y orgasmo de la mujer.
  • Tronco: es la parte más desconocida del clítoris, ya que se localiza en la zona interior de la vagina. Es decir, es la parte que no que ve de este órgano sexual. Puede medir hasta 10 cm. de largo y hasta 5 cm. de ancho. Se separa en dos vertientes que rodean los bordes laterales de la vagina.

Funciones del clítoris

La única función del clítoris es dar placer a la mujer. Pero el clítoris es un gran desconocido. Muchas veces las relaciones sexuales se basan en la penetración, dejando a un lado la estimulación del clítoris debido al desconocimiento que tiene tanto el hombre como la mujer de las grandes capacidades que posee este órgano sexual.

Curiosidades sobre el clítoris

¿Sabías que “clítoris” procede de la palabra griega “Kleitoris” que significa “pequeña montaña”?

Pues de esa pequeña montaña sólo vemos 1 centímetro, que es la parte visible y externa del clítoris denominada “glande”, el resto de este órgano sexual se encuentra en el interior de la vagina y puede llegar a prolongarse hasta 10 cm.

Cuando se estimula el clítoris y la mujer se excita, el clítoris se llena de sangre y se hincha, al igual que lo hace el pene, y el glande del clítoris se endurece en el momento en que la mujer se acerca al orgasmo.

¿Cómo estimular el clítoris?

Existen múltiples formas de estimular el clítoris de la mujer y lograr un intenso orgasmo, como por ejemplo con diversas posturas sexuales que facilitan la fricción y estimulación.

Un factor importante es que conozcas bien tu cuerpo y para ello debes explorarlo y acariciarlo, descubre de qué forma te da más placer, si con uno o dos dedos, masajeando de forma circular el glande del clítoris o ejerciendo un poco de presión. De esta forma aprenderás a estimularlo para después poder guiar a tu pareja durante el acto sexual.

Posturas sexuales para lograr un orgasmo de clítoris

El orgasmo clitoriano se puede lograr de muchas formas, principalmente poniendo en práctica algunas posturas sexuales que facilitan la fricción y la estimulación del clítoris. Te proponemos algunas:

  • La postura del perrito o de la rana. Mientras tu pareja te penetra desde atrás tiene la facilidad de poder estimularte el clítoris con la mano, o tú misma.
  • El Om. Sentada encima de tu pareja, puedes realizar movimientos de cadera para estimular el clítoris a la vez que se produce la penetración.
  • Tumbada boca arriba, levanta las piernas y ábrelas para que la vulva quede al descubierto de forma que se produzca una gran estimulación del clítoris y de los labios internos. Es posible hacerlo por contacto cuerpo a cuerpo o bien con tus manos.
  • Te acuestas de lado y él realiza la penetración de rodillas frente a ti, de forma que ejerce presión y fricción con su pierna sobre tu clítoris.

¿Es posible que se altere la sensibilidad del clítoris?

Sí, depende de muchos factores que pueden afectar a cada mujer y que pueden alterar los niveles de excitación y sensibilidad en función del momento en el que se encuentre cada una.

Si te ha ocurrido, debes saber que es normal, y que se puede dar tanto una alteración por insensibilidad o ausencia de excitación, que suele estar provocada por la imposibilidad de concentrarse durante la relación sexual. También se puede dar lo contrario: la hipersensibilidad, que para muchas mujeres puede ser una ventaja a la hora de llegar a un orgasmo, pero para otras mujeres una incomodidad y malestar porque puede provocar dolor.

Contenido relacionado

 
 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Copa menstrual Reproducción humana Menopausia Menstruación Próstata Pene Embarazo ectópico Embarazo Útero Vagina
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies