1. Inicio
  2. Reproducción humana
  3. Aparato reproductor femenino
  4. Trompas de Falopio

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio deben su nombre al anatomista italiano Gabriele Fallopio que identificó esta parte del cuerpo de la mujer en el siglo XVI, tan esencial para poder crear vida.

¿Qué son las trompas de Falopio?




Las trompas de Falopio son dos tubos finos que se extienden desde el útero hasta el ovario, encargados de transportar los ovocitos que se producen en cada menstruación hasta la cavidad uterina. También sirven de guía para que los espermatozoides puedan seguir la trayectoria para fecundar el óvulo.
La fecundación no se inicia en el útero, sino que es en el interior de las trompas donde debe permanecer durante uno o dos días el óvulo fecundado por un espermatozoide. Después, el óvulo llegará al útero y ahí es donde comienza a formarse el embrión.
 
Se pueden distinguir cuatro partes:

  •  Porción uterina: está incluida en el músculo uterino y es la parte más estrecha de la trompa.
  • Istmo: es la segunda parte más estrecha y mide de dos a cuatro centímetros.
  • Ampolla: mide de cuatro a seis centímetros y va aumentando de tamaño conforme se acerca al infundíbulo.
  • Infundíbulo: presenta al final del tubo una forma similar a una mano, la fimbria, que rodea al ovario. 

Función de las trompas de Falopio

La función principal de las tropas de Falopio es la de servir de vía entre los ovarios y el útero, de tal forma que, durante el ciclo menstrual, cuando los ovarios desprenden un folículo ovárico maduro que desprende un ovocito, son las trompas las encargadas de succionar el óvulo que sale del ovario para transportarlo hacia el útero.
Además sirven de "nido" para llevar a cabo la fecundación, pues ésta no se produce en el útero, sino en las trompas de Falopio, donde el óvulo fecundado por un espermatozoide debe permanecer en torno a 24/48 horas para después descender hasta el útero donde se inicia la evolución del embrión.
Si en ese tiempo el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, entonces se desintegra y se expulsa con la menstruación.

Enfermedades de las trompas de Falopio

Algunas de las enfermedades o afecciones propias de las trompas de Falopio son:

  • Embarazo ectópico: se produce cuando el óvulo fecundado queda atrapado en las trompas donde comienza a desarrollarse, en lugar de avanzar hasta el útero. Una de las posibles consecuencias es la posible rotura de trompas, lo que conlleva riesgos graves para el feto y para la madre.
  • Salpingitis: es la inflamación de las trompas que puede, si no se trata a tiempo, puede desencadenar en una posible esterilidad de la mujer. La principal causante de la salpingitis es la Clamidia, una ITS o mediante la cual puede verse afectada toda la vagina.
  • Cáncer: se produce cuando hay un desarrollo anormal de las células que forman las trompas. No es un cáncer muy común, y afecta principalmente a mujeres mayores de 65 años.
  • Endometriosis: se produce cuando crece tejido endometrial fuera del útero, lo que provoca dificultad e incluso imposibilidad de que la mujer se quede embarazada.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: se trata de una infección causada por bacterias como las de la Clamidia o la Gonorrea, que se acumulan en el útero, las trompas de Falopio e incluso en los ovarios.

¿En qué consiste la ligadura de trompas? ¿Es reversible?

Se trata de una intervención para cerrar los conductos de las trompas de Falopio. El objetivo es evitar la circulación de ovocitos o espermatozoides para impedir así un embarazo. Para ello hay que realizar una incisión en el abdomen por la cual se realizará una laparoscopia hasta las trompas para ligarlas y obstruir así ambos tubos. 
Sí, la ligadura de Trompas es reversible pero es un proceso de gran complejidad que además incrementa las posibilidades de sufrir después un embarazo ectópico.

¿Qué pasa si tengo un embarazo ectópico?

El embarazo ectópico se produce cuando el óvulo fecundado se queda en las trompas y no avanza hasta el útero para desarrollarse. Esto conlleva riesgos para el feto y la madre por lo que hay que intervenir para detener la evolución de ese embrión en un lugar no preparado para tal fin como son las trompas.
Los embarazos ectópicos se tratan con medicamentos o con cirugía. Se pueden aplicar inyecciones de un medicamento que detiene el crecimiento de las células fecundadas del óvulo y el cuerpo reabsorbe el resto de células que ya se hubiera desarrollado.
La laparoscopia es el procedimiento quirúrgico indicado para poner fin a un embarazo ectópico, de forma que el médico especialista realiza una pequeña incisión cerca del ombligo para introducir una pequeña cámara y poder realizar la extracción.

Contenido relacionado

 

Trompas de Falopio, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Haz tu pregunta a un experto
 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Clítoris Vagina Embarazo Útero Menopausia Embarazo ectópico Copa menstrual Próstata Reproducción humana Menstruación Pene
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies