1. Inicio
  2. Métodos anticonceptivos
  3. Anticonceptivos femeninos
  4. Métodos anticonceptivos de barrera
  5. Diafragma

Diafragma

El tipo de diafragma que funciona mejor para ti dependerá de tu tono muscular vaginal y de la forma de la pelvis. Los diafragmas vienen en diferentes tamaños, de modo que tiene que ser el ginecólogo quien tiene que tomar la medida y recetar el tamaño adecuado.

¿Qué es el diafragma?




El diafragma es un capuchón de goma flexible que se introduce en la vagina para cubrir el cuello del útero. Se trata de una semiesfera de entre 55 y 95 mm de diámetro que se fabrica en diferentes materiales, generalmente silicona, látex, caucho o hule.

Puede ser de varios tipos y tallas y se recomienda una medición ginecológica para determinar el tamaño del útero de cada mujer.

El diafragma se usa siempre junto con un espermicida para aumentar su eficacia. Es mejor no aplicarlo en formato óvulo sino en crema.

¿Cómo se pone el diafragma?

Primero debes lavarte las manos con agua y jabón antes de introducírtelo por la vagina. Después, impregna el diafragma de espermicida por dentro y por fuera.

La posición más cómoda para introducirte el diafragma depende de cada una, pero lo más normal es que estés de pie con una pierna apoyada o acostada boca arriba con las piernas abiertas.

  • Dobla el diafragma con los dedos y con la otra mano separa los labios genitales, entonces empújalo hasta el fondo de la vagina. Recuerda que tiene que cubrir el cuello del útero.
  • Debes revisar con tu dedo que esté bien colocado.

Cada vez que exista penetración, tienes que ponerte el diafragma. Te lo puedes poner hasta 2 horas antes y dejarlo colocado 8 horas después de haber tenido la relación sexual (nunca más de 24 horas).

¿Cómo se quita el diafragma?

  • Para quitarte el diafragma primero lávate las manos con agua y jabón.
  • Después con el dedo tira del diafragma hacia abajo hasta que salga de la vagina. Ten cuidado de no rajarlo con las uñas.
  • La posición para retirarlo es la misma que para meterlo.
  • Después de usar el diafragma lo tienes que lavar con agua y jabón neutro, secarlo y guardarlo en su cajita. Evita dejarlo cerca del calor.
  • Para comprobar que no esté dañado, hay que llenarlo de agua y revisar que esta no salga por ningún hueco.
  • Es aconsejable que renueves tu diafragma cada año y cambiarlo si está roto o si has tenido un cambio brusco de peso o un parto.

Ventajas y desventajas del uso del diafragma

Ventajas del diafragma

  • Tiene menos efectos secundarios que otros anticonceptivos femeninos.
  • No se nota mientras se mantienen relaciones sexuales.  No produce cambios hormonales.
  • Te lo puedes poner hasta 2 horas antes de mantener la relación sexual.
  • Puedes utilizarlo durante la lactancia, etc.

Desventajas del diafragma

  • Tiene poca protección frente a las enfermedades de transmisión sexual.
  • Tiene baja efectividad.
  • Aumento de infecciones urinarias y sensibilidad al espermicida.
  • No es tan fácil de conseguir porque está en desuso. Solo se puede adquirir en algunas farmacias o en otros establecimientos mayoristas que abastecen a centros médicos.
  • Puede producir reacciones alérgicas o irritación, especialmente si se tiene alergia al látex y el producto adquirido es de este material.
  •  Si no está bien colocado hay riesgo de un embarazo no deseado.
  • Hay que ser especialmente cuidadosa si tienes el suelo pélvico flojo o acabas de tener un parto.
  • No se puede usar con la menstruación o cuando tienes una infección vaginal.

¿Cuál es la efectividad del diafragma?

El diafragma es un método anticonceptivo con una efectividad del 80% al 95%. Tiene una efectividad baja por la falta de hormonas y porque si está mal colocado o dañado los espermatozoides pueden pasar a la vagina.

¿Que precio tiene el diafragma?

El precio del diafragma varía entre los 45 y los 90 euros.

¿Puedo usar lubricantes con el diafragma?

Sí, pero solo pueden utilizarse lubricantes acuosos pues los de base oleosa pueden dañar la estructura de caucho y provocar desgarros y perforaciones.

¿Cuándo no es aconsejable usar el diafragma?

No es aconsejable utilizar el diafragma en casos de alergia al látex o al espermicida, si la vagina es poco tónica o el parto está reciente. Tampoco si la mujer presenta prolapso uterino de segundo o tercer grado, fístula recto-vaginal o vésico-vaginal, vaginitis o cervicitis aguda o desgarros importantes.

¿Cómo tengo que cuidar el diafragma?

Inmediatamente, después de quitártelo, debes lavarlo con agua y jabón neutro y enjuagado. En seguida, secar suavemente y guardar en el estuche, en un lugar seco y no expuesto al calor.

¿El diafragma protege contra las enfermedades de transmisión sexual?

El diafragma ofrece alguna protección contra las ITS como la Gonorrea y la Clamidia. Sin embargo no ofrece protección contra el VIH y/o SIDA.

Contenido relacionado

 

Diafragma, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 

Preguntas de usuarios sobre Diafragma

 

Busca aquí las mejores clínicas ginecológicas

 

Tags

Condón Ligadura de trompas Anillo vaginal Métodos anticonceptivos Preservativo femenino Vasectomía DIU Pastilla del día después Pastillas anticonceptivas
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies