Interrupción voluntaria del embarazo en España Clínicas ginecológicas y de Interrupción legal del embarazo
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Anticonceptivos
  4. Encuesta nacional de anticoncepción 2020

Encuesta nacional de anticoncepción 2020

Se ha presentado la Encuesta de Anticoncepción en España 2020. Hábitos de la población femenina en relación al uso de los métodos anticonceptivos. 30 Noviembre 2020 | Anticonceptivos

La encuesta, que realizan anualmente, desde la SEC y la FEC a través del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva de la SEC es de ámbito nacional y se ha completado mediante 1.800 entrevistas válidas entre un universo de mujeres de 15 a 49 años.

Edad primera relación sexual

La edad media de inicio en las relaciones sexuales entre las mujeres en edad fértil actualmente es de 18 años, oscilando entre los 19 años en el caso de las mujeres que actualmente tienen de 45 a 49 años, y los 15,82 de las mujeres de entre 15 y 19 años. Esto representa que las mujeres menores de veinte años han iniciado sus relaciones sexuales coitales unos cuatro años antes de que lo hicieron sus madres. Se refuerza, pues, la tendencia de inicio progresivamente más precoz de las relaciones sexuales coitales.

Información y asesoramiento anticonceptivo

La mayoría de las mujeres ha acudido a su médico de atención primaria, a un ginecólogo, matrona o a un centro de planificación para que le indique cual es el método anticonceptivo más idóneo en su caso.

La asistencia de las mujeres a alguna consulta médica para que les indiquen el método anticonceptivo más idóneo a cada caso, aumenta con la edad; siendo poco frecuente en los primeros años del periodo de edad fértil. A partir de los 20 años, se eleva la consulta médica.

En los casos la indicación del método anticonceptivo a utilizar procede de la prescripción de un ginecólogo, mientras que en otros casos depende de la propia iniciativa de la mujer. A partir de los 25 años el papel prescriptor del ginecólogo gana importancia.

Métodos de larga duración

Uno de los objetivos de la Sociedad Española de Contracepción en los últimos años ha sido la promoción de los métodos de larga duración, en el convencimiento de que por su alta eficacia anticonceptiva y seguridad es una alternativa altamente recomendable para un importante número de usuarias de anticoncepción.
El 49,9% de las mujeres de 15 a 49 años de edad afirma que le han informado y ofrecido alguna vez la posibilidad de utilizar alguno de los métodos de larga duración (DIU o implante).
El mensaje de la SEC, a la vista de los resultados, parece que está calando entre los prescriptores de anticoncepción ya que vemos como se ha producido un importante incremento en el número de mujeres a las que se les ha ofrecido el uso de los anticonceptivos de larga duración al comparar con los resultados obtenidos en la encuesta de 2016.

La comodidad es la ventaja percibida más destacada respecto al uso de anticonceptivos de larga duración. El 47,3% de las mujeres de 15 a 49 años está de acuerdo en señalar esta cualidad. En segundo lugar, un 26,8% de las mujeres destaca como ventaja una mayor eficacia anticonceptiva. Partiendo de un 34% de mujeres de 15 a 19 años a las que se ha informado y ofrecido esta opción, esta circunstancia se va incrementando con la edad.

Descansos periódicos

Otro mensaje repetidamente lanzado desde la Sociedad Española de Contracepción ha sido la recomendación de NO realizar descansos durante el uso de anticoncepción hormona combinada, mensaje que parece que está calando entre los profesionales sanitarios como queda reflejado en la tabla evolutiva, ya que su recomendación de realizar descansos por parte de personal sanitario ha pasado del 79,3&% de la encuesta de 2014 al 29,7% actual.

Uso de métodos anticonceptivos

El 70,7% de las mujeres españolas en edad fértil utiliza actualmente algún método anticonceptivo. Por el contrario, el 29,3% no utiliza ninguno, si bien debe tenerse en cuenta que en este porcentaje se incluyen todas aquellas mujeres que no mantienen relaciones sexuales en la actualidad.
Lógicamente aquellas mujeres que no tienen relaciones sexuales (4,5%) no necesitan utilizar método anticonceptivo alguno. Entre las que tienen relaciones sexuales no todas precisan anticoncepción (están embarazadas o desean estarlo, tienen problemas de fertilidad o han alcanzado la menopausia, por su orientación sexual, etc.). Este grupo representa el 71,4 % de las mujeres que teniendo relaciones sexuales no utilizan ningún método anticonceptivo. El 28,6% restante por el contrario son mujeres que a pesar de no desear quedar embarazadas no utilizan ningún método anticonceptivo, con el consiguiente riesgo de embarazo.

Mujeres en riesgo de embarazo no deseado

Consideramos que las mujeres en riesgo de embarazo no deseado son aquellas que, pudiendo tener hijos, no quieren tenerlos en este momento y mantienen relaciones sexuales sin ningún método anticonceptivo.
En estos momentos, la tasa de estas mujeres se sitúa en el 22,9% del total de mujeres que no utiliza anticonceptivos, lo que equivale al 6,2% del total de mujeres en edad fértil.

Anticonceptivo que utilizan actualmente

Analizando la tabla de los diferentes métodos anticonceptivos y sus porcentajes de uso. El preservativo, con el 31,3%, es el método anticonceptivo más utilizado actualmente entre las mujeres en edad fértil que mantienen relaciones sexuales y utilizan algún método anticonceptivo.
En segundo lugar se sitúa el uso de la píldora, que es elegida por el 18,5% de las mujeres. El 4,3% utilizan del DIU de cobre y el 4% el DIU Hormonal.
Cabe recordar que hay mujeres que utilizan varios métodos de manera simultánea o que utilizan otros métodos con alguna frecuencia. En concreto, cabe señalar que, el 25,7% afirman utilizar el doble método.  El preservativo es el método más utilizado en todos los grupos de edad, aunque su uso desciende con el paso de los años.
El uso de la píldora es el método mayoritario en las mujeres de entre 15 y 34 años, mientras que el anillo y el parche es utilizado fundamentalmente entre los 25 y 34 años y los implantes entre los 15 y 34 años. El uso de Diu se incrementa a partir de los 30 años.
Y se recurre a métodos irreversibles (ligadura de trompas y vasectomía) a partir de los 35 años. La no utilización de anticoncepción sigue siendo mayor en edades extremas de la vida fértil (menores de veinte y mayores de 45 años)
Para la confección de la gráfica sobre la evolución en el uso de anticoncepción en España en los últimos 23 años se han utilizado los resultados de las encuestas del grupo Daphne desde 1997 a 2011 y los de nuestras encuestas desde 2014 hasta 2020. El preservativo siempre ha sido y sigue siendo el método más utilizado en España.
Los métodos hormonales han presentado un incremento progresivo de su uso, aunque no han conseguido alcanzar al del preservativo.

Uso del doble método

Entendemos como “Doble método” el uso combinado del preservativo junto con cualquier otro método anticonceptivo para la prevención conjunta de un embarazo no deseado y de las Infecciones de transmisión sexual (sexo seguro) El 73,8% de las mujeres de 15 a 49 años no hace uso del doble método, el 8,8% lo hace de forma ocasional (casi nunca o de vez en cuando), y el 16,9% lo utiliza siempre o casi siempre.
Esta práctica de uso combinado tiende a ser más habitual entre las mujeres más jóvenes (15 a 19 años). Habiendo encontrado una mayor proporción de mujeres que utilizan el doble método en alguna   ocasión, con respecto a encuestas anteriores.

Anticoncepción de urgencia

El 38% de las mujeres en edad fértil declara haber tenido que recurrir en alguna ocasión a la toma de lapíldora del día después.
El porcentaje supera el 40% entre las mujeres de 20 a 39 años de edad.
Para ver la evolución en su utilización hemos recurrido a comparar este dato con el reflejado en otro de los estudios de la SEC que se llevó a cabo para conocer el uso de la anticoncepción de urgencia en 2011, y que reflejo que el 14 % de las encuestadas habían recurrido en algún momento a su uso.

Uso del preservativo

La eficacia anticonceptiva de un método depende no solo de sus mecanismos de acción, sino también de un adecuado complimiento por parte de ambos miembros de la pareja, este hecho tiene especial relevancia en el uso del preservativo.

El 65,7% de las mujeres que utilizan el preservativo como método principal, lo hace de forma consistente, es decir lo utiliza siempre. Por el contrario, el 33,3% no lo utiliza en todas sus relaciones sexuales (riesgo de embarazo).

El tramo de edad en el que resulta menos frecuente es entre las mujeres de 20 a 24 años.
Al analizar los motivos referidos como justificación para no hacer un uso consistente del preservativo encontramos que:
El 25,5% de las mujeres que realizan un uso inconsistente del preservativo justifica ese comportamiento por el hecho mantener relaciones imprevistas ante las cuales no disponen del mismo.
En un 23,1% de los casos se deja de utilizar ante la confianza en la pareja estable, lo cual no se entiende desde la perspectiva de la posible transmisión de ITS y aún menos para disminuir el riesgo de embarazo.
En el 10,8% de situaciones la no utilización consistente de preservativo se justifica por el hecho de no querer interrumpir la relación para ponérselo.
Otro motivo de la disminución de la eficacia anticonceptiva del preservativo es la colocación tardía del mismo, después del inicio de la relación coital (uso incorrecto).
El 27,8% de las parejas usuarias de preservativo lo colocan tarde (después de que la relación coital se haya iniciado).
El uso correcto del preservativo es más frecuente entre las mujeres de 15 a 19 años (86,2%), edad a partir de la cual inicia una trayectoria descendente.
Si observamos los datos de años anteriores, se comprueba que se sigue incrementado el uso correcto del preservativo entre las mujeres que lo utilizan como su método principal

Uso del DIU

La realización de controles de los DIU, no solo tras su inserción, sino de forma periódica (generalmente anual), es una práctica extendida tanto entre usuarias como entre los profesionales sanitarios, práctica que no se ha considerado necesaria en usuarias asintomáticas y con buena tolerancia al método.
Hemos querido conocer la frecuencia de controles periódicos a usuarias de DIU, por lo que se ha incorporado esta cuestión a la actual edición de la encuesta, encontrando que el 80,7 % de las usuarias de DIU además del obligado control postinserción acuden a controles periódicos del mismo.
En ese marco, cabe destacar que el segmento de mujeres con menor nivel de estudios, es el que en menor proporción realiza controles periódicos (36,3%).

 

Autor

Delia Sánchez

Delia Sánchez

Comunicadora social y periodista con más de 15 años de experiencia en periodismo y webs médicas especializadas. Una de mis especialidades es escribir contenido médico de alto valor para nuestros lectores.

Creación: 30 Noviembre 2020 Actualización: 13 Mayo 2024

 

Posts relacionados

Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?