1. Inicio
  2. Blog
  3. Ginecología
  4. 8 de mayo Día Mundial del Cáncer de Ovario

8 de mayo Día Mundial del Cáncer de Ovario

| Ginecología | | 0

Según cifras de 2017, este tipo de cáncer es el séptimo más frecuente en las mujeres españolas.




El cáncer de ovario es un tipo de cáncer ginecológico con una ata mortalidad, sobre todo por que la mayoría de pacientes (el 70%-80%) son diagnosticadas en estadios avanzados de la enfermedad.  Solo en un 20% de los casos se realiza un diagnóstico de forma precoz.

Según el informe de SEOM “Las Cifras del Cáncer en España 2018”, la incidencia de esta enfermedad en el año 2017 fue de 3.412 casos. Se da sobre todo en mujeres entre los 50 y 70 años. En cuanto a la tasa de supervivencia podemos decir que se ha triplicado desde los años 80, en la actualidad el  90% de las mujeres con este tipo de cáncer tienen una supervivencia de más de cinco años.

Hasta la fecha se desconoce sus causas sin embrago existen diferentes factores de riesgo que pueden favorecer su aparición, como factores hormonales y reproductivos (infertilidad o pocos embarazos), factores genéticos o factores ambientales como una dieta rica en grasas. Un caso especial  de alto riesgo, son las mujeres que presentan un  síndrome hereditario de cáncer de mama y ovario. Para lo cual es importante conocer el historial familiar para la prevención de estos tumores.

En relación a su diagnostico, es difícil su detección precoz ya que los síntomas asociados a la enfermedad habitualmente aparecen cuando el cáncer ya está avanzado, además los síntomas pueden estar relacionados con otras enfermedades menos graves por lo que , con frecuencia, se suelen confundir.

Actualmente sabemos que el cáncer de ovario es una enfermedad heterogénea. Se han descrito al menos cuatro subtipos histológicos que se comportan de forma distintas y diferentes subtipos moleculares, que presentan mutaciones diferentes. Por lo que la investigación y la personalización de los tratamientos son las apuestas de futuro.

El cáncer de ovario en sus fases iniciales es altamente curable. Sin embargo en sus fases intermedias y avanzadas el pronostico es peor.

El tratamiento estandarizado para el cáncer de ovario avanzado consiste en realizar una cirugía que elimine el tumor. Seguida de un tratamiento de quimioterapia. Sin embargo, aunque los tratamientos han evolucionado y mejorado bastante, muchas mujeres sufrirán una recaída en los primeros años tras la quimioterapia

Debido a que no existen formas eficaces de prevención y/o detección precoz en este tipo de cáncer, la innovación terapéutica juega un papel fundamental. En este aspecto, los últimos avances en cirugía citoreductora, la quimioterapia intraperitoneal y las terapias con agentes biológicos van a contribuir a la mejora del control y pronóstico de las pacientes.

Todos estos avances, acumulados entre sí , han llevado a cambiar en muchos casos de una manera notable el pronóstico, la supervivencia y la calidad de vida de muchos pacientes

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies