1. Inicio
  2. Blog
  3. Vagina
  4. Flujo vaginal normal y fujo vaginal anormal

Flujo vaginal normal y fujo vaginal anormal

| Vagina | | 0

El fluido secretado por las glándulas de la vagina y el cuello uterino elimina las células muertas y las bacterias para ayudar a mantener limpia la vagina.

Flujo vaginal normal

Hay que fijarse en el color del flujo, su volumen y su olor.

Un flujo claro y acuoso es un signo de un flujo vaginal normal.
Si el flujo es claro y elástico, como la clara de huevo, es signo de estar ovulando. Esto también es un flujo normal y no hay que preocuparse por ello.
A veces puedes notar un flujo marrón o con sangre. Esto es normal si ocurre durante o después del ciclo menstrual.
El flujo aumenta en volumen en los días anteriores a la ovulación. El volumen de flujo bajará en el primer o segundo día tras la ovulación. Tu vagina también producirá más flujo si estás sexualmente excitada.
Un flujo sin olor o con un olor suave no desagradable también indica un flujo vaginal normal. El olor suave puede ser debido a algo de orina o sangre menstrual mezclada con el flujo.

Flujo vaginal anormal

Si notas que el color, olor, o volumen del flujo es distinto de lo habitual, podrías tener una infección u otro problema. Deberías consultar al ginecólogo, especialmente si también tienes escozor o quemazón vaginal.

  • Сolor del flujo vaginal anormal: un flujo vaginal de color anormal puede indicar una infección, o incluso cáncer. Los distintos colores indican cosas diferentes.
  • Color sangriento o marrón: puede indicar un ciclo menstrual irregular, o en raras ocasiones, cáncer de cuello uterino o de endometrio. Otros síntomas son el sangrado vaginal anormal y el dolor pélvico.
  • Color amarillo: puede indicar gonorrea. Algunos síntomas comunes son dolor pélvico, incontinencia urinaria, y sangrado entre periodos.
  • Color amarillo o verdoso y con mal olor: esto a menudo indica tricomoniasis. Los síntomas típicos son dolor y picor al orinar.
  • Color rosado: si notas que tu flujo vaginal tiene un color rosado, puede ser debido al desprendimiento del revestimiento uterino tras dar a luz.
  • Con aspecto de requesón: podrías tener una infección por hongos. Los síntomas comunes son inflamación y dolor alrededor de la vulva, picor, y dolor durante las relaciones sexuales.
  • Color gris, o amarillo y con olor a pescado: puede indicar una vaginosis bacteriana. Algunos síntomas comunes son escozor, enrojecimiento, o inflamación de la vagina o la vulva.
  • Olor: si notas un olor extraño en el flujo, lo más probable es que sea debido a algún trastorno. Un flujo fino y blanco con fuerte olor a pescado puede indicar una vaginosis bacteriana. Un flujo amarillo con un olor desagradable puede ser debido a una tricomoniasis. A veces, el ciclo menstrual puede hacer que la vagina tenga un ligero olor metálico durante unos días. Las relaciones sexuales también pueden cambiar su olor temporalmente.
  • Consistencia anormal: un fluido extrañamente fino o grueso y con mayor textura indica un flujo vaginal anormal. Otro motivo de alarma puede ser un flujo espeso, blanco y con aspecto de requesón junto con escozor y quemazón. Esto puede indicar una infección por hongos.

Tratamiento del flujo vaginal anormal

Si existe una infección por hongos el ginecólogo puede recetar un medicamento para introducirlo en la vagina o una medicina oral.
El tratamiento de una vaginosis bacteriana incluye antibióticos, generalmente en forma de pastillas o cremas.
La tricomoniasis se suele tratar con antibióticos orales.

Algunos consejos para evitar tener infecciones vaginales que puedan causar un flujo anormal son:

  • Mantén la vagina limpia y sana lavándola a menudo con agua templada y un jabón neutro.
  • No usar jabones espumosos o aromatizados en la vulva.
  • Evita usar aerosoles de higiene y tomar baños de espuma.
  • Evita usar compresas y tampones con desodorante.
  • Usa protección con parejas sexuales nuevas.
  • Usa ropa interior de algodón.
  • Evita usar ropa ajustada.
  • Después de ir al baño, límpiate de delante a atrás para evitar que entren bacterias en la vagina.

¿Cuándo hay que ir al ginecólogo?

Si crees que ha cambiado el flujo vaginal, es aconsejable ir al ginecólogo. Si notas un cambio en el color, olor o consistencia del flujo, o si existen otros síntomas como quemazón y picor, pide una cita con el ginecólogo lo antes posible.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies