1. Inicio
  2. Blog
  3. Métodos anticonceptivos
  4. I-Con, el nuevo condón inteligente

I-Con, el nuevo condón inteligente

Nuevo anillo inteligente para usar con preservativo que mide las penetraciones y detecta infecciones de transmisión sexual




La empresa British Condoms ha ideado un nuevo producto al que han bautizado como i-Con. Se trata de un “smartcondom” o preservativo inteligente. Prevén comercializarlo a finales de este año. Se encuadra dentro de la denominada tecnología “wearable”, llevable o ponible, como pueden ser las pulseras para hacer deporte u otro tipo de complementos que miden diferentes variables.

En este caso no se trata en realidad de un condón en sí, sino de un anillo de goma sintética y fibra de carbono (y sumergible), ajustable a la base del pene. Puede usarse o no con el método anticonceptivo. La tecnología de su nanochip mide diversas funciones: el número de penetraciones, la velocidad y media de las mismas, el tiempo total de las relaciones sexuales, las calorías consumidas, la temperatura de esa zona de la piel, la frecuencia de los coitos, el tamaño del pene y el número de variaciones de las posturas (aunque parece que esta última funcionalidad aún no está disponible). Además, sirve para sujetar el profiláctico y la batería dura entre 6 y 8 horas. Se puede limpiar y reutilizar después de cada relación. Se recarga conectándolo a un puerto USB.

Ya existía en el mercado algún anillo parecido que podía medir el tiempo de las penetraciones. Las grandes novedades son dos: la posibilidad de descargar los datos en una app, una aplicación en el smartphone, ordenador o Tablet, mediante USB o transferencia vía Bluetooth y, sobre todo, la posibilidad de detectar infecciones de transmisión sexual. Sus filtros anticuerpos miden la presencia de proteínas o antígenos propios de éstas e envían una alerta al teléfono conectado. Faltan los resultados científicos para confirmar este uso ya que están realizando los últimos ajustes para esta última medición, así como las pruebas médicas para su comercialización.

De momento, han realizado una ambiciosa campaña de publicidad en la que explican que el dispositivo no interfiere con el placer de las relaciones sexuales, es fino y cómodo y que su precio de lanzamiento será de 59,99 libras (68 euros). Se prevé una alta demanda.

La utilidad para el placer es muy personal (puede generar presión en los varones, una de las causas de mayores problemas sexuales). Deportivamente puede ser un reto. Pero lo que está claro es que como prevención de enfermedades de transmisión sexual su uso es más que recomendable. Siempre con preservativo, eso sí, porque recordemos que, pese al marketing, no es un condón en sí mismo.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies