1. Inicio
  2. Blog
  3. Enfermedades de transmisión sexual
  4. Vacuna logra frenar VIH

Vacuna logra frenar VIH

Investigan en Barcelona vacuna que detiene VIH en 5 pacientes




La investigación de una vacuna para el VIH en Barcelona ha conseguido controlar dicho virus en cinco pacientes, si bien no ha dado el mismo resultado en otros ocho. Aunque el estudio debe continuar, los primeros resultados han sido considerados un éxito, el primer paso para lograr el tratamiento definitivo. La comunidad científica está de acuerdo en señalar la vacuna como pionera dentro de los avances en materia de enfermedades de transmisión sexual.

Durante el proceso todas las personas recibieron antirretrovirales durante un poco más de tres años. Tras retirárseles la medicación, los niveles del virus no se habían incrementado. Uno de los pacientes había recibido medicación a lo largo de seis meses y el resto durante cinco a veinte semanas. Se está investigando el motivo de que en ocho pacientes sí volviese a rebrotar el virus y tuvieran que ser tratados con antiretrovirales de nuevo, frente al caso de los cinco en que se controló el VIH (cuando siempre se aplicó la misma vacuna). El equipo médico desconoce la causa de que el tratamiento haya hecho efecto en algunos casos y en otros no. Las cinco personas que lograron controlar el virus han estado sin tomar medicación más de medio año.

Beatriz Mothe, investigadora del Instituto IsiCaixa y codirectora del estudio, asegura que es la primera vez que se controla el virus con una vacuna terapéutica. Llevan once años avanzando con dicho programa. Reconoce que, si bien están en “el camino correcto”, aún es un experimento y no es el momento de su aplicación en grupos más numerosos. La investigación fue presentada en la Conferencia estadounidense sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas.

El tratamiento pretende que el sistema inmunitario de cualquier afectado/a por VIH funcione como el de los/as “controladores/as de élite del VIH”. Se denomina así a personas cuyo sistema inmunitario es capaz de contener el virus para que no llegue a desarrollar el SIDA. Se calcula que sólo un 1% o 2% de personas seropositivas con infección por VIH pertenecen a este grupo.

El proyecto seleccionó para la muestra a personas cuyo diagnóstico se hubiera producido poco tiempo después del contagio. Se buscaba así que el virus no hubiese provocado demasiados daños en el sistema inmunitario.

En la primera fase, hace tres años, se buscó comprobar que la primera dosis de la vacuna fuera segura, tratando con ella a un total de veinticuatro voluntarios. Quince personas superaron este primer test, pasando al segundo estudio, que medía la eficacia.  

Otro de los puntos clave para el éxito de esta vacuna ha sido la activación de los reservorios. Éstos son lugares donde suele quedar inactivo o escondido el virus, no pudiéndose detectar el virus en la sangre pero sí proliferar en el futuro. Junto con la vacuna, se suministró Romidepsina, un medicamento que hacía salir el VIH fuera de los reservorios.

El personal del proyecto calcula que aún quedan entre 10 y 15 años para encontrar una vacuna definitiva para combatir el VIH en todas las personas afectadas. Sin embargo, consideran que se ha avanzado con esta estrategia ya que es la primera investigación que ha logrado frenar el virus. Atribuyen el avance a haber sumado la medicación para activar el virus de los reservorios y a una buena selección del perfil de la muestra. Falta por investigar la razón de que no haya sido eficaz en todas las personas.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies