1. Inicio
  2. Blog
  3. Enfermedades de transmisión sexual
  4. ¿Existe el chemsex?

¿Existe el chemsex?

En nuestro nuevo post abordamos el chemsex, la combinación de sexo y drogas




Chemsex es el término resultante de mezclar las palabras inglesas “Chemical” (química”) y sex (sexo). Supuestamente consistiría en mantener relaciones sexuales bajo la influencia de las drogas. Habitualmente, se habla de sesiones orgiásticas donde participan varias personas.

Al estar bajo los efectos de los estupefacientes, es más fácil realizar prácticas de riesgo y olvidarse de usar métodos anticonceptivos y de barrera. Ello puede conllevar embarazos no deseados y, especialmente, infecciones/ enfermedades de transmisión sexual. De hecho, hay quien ha relacionado esta moda con el aumento de las ITS (un incremento del 25% en nuestro país en el último año).

Aunque personas expertas en la materia han apuntado que el chemsex no está tan extendido como algunos medios insisten en difundir, en Barcelona están realizando un estudio para averiguarlo.

Para paliar la falta de datos en este aspecto, el Hospital Clínic de Barcelona está encuestando a pacientes que potencialmente podrían participar en sesiones de chemsex. El hospital Vall d’Hebron ha organizado un protocolo asistencial para quienes participan en estas prácticas. El propio Ministerio de Sanidad quiere incluir como prioridad en una de sus subvenciones a entidades que contemplen el chemsex.

Energy Control, organización que informa sobre el consumo de drogas, ha creado la campaña “Chem-Safe”, que entre sus iniciativas incluye un sitio web con contenidos sobre el Chemsex. Su coordinadora, Nuria Calzada, critica que se asocie el chemsex solo con homosexuales y que se trate como un fenómeno nuevo: "El uso de drogas para tener sexo es histórico y se remonta a la época de los romanos. Lo que ha cambiado son las sustancias y la manera de tomarlas". Además, recalca, no existen datos que relacionen directamente el fenómeno con el aumento de las infecciones/enfermedades de transmisión sexual, si bien “todos tenemos la sensación de que están relacionados” con este aumento de las ETS / ITS.

¿Realmente llega a tanto su alcance o se trata de una moda que los propios medios se han encargado de difundir?

Según José Luis Blanco, del servicio de infecciones del Hospital Clínic: "Hace un par de años empezamos a entender que estábamos ante un problema que va adquiriendo unas dimensiones preocupantes". El coordinador del programa de sexualidad del servicio psiquiátrico de Vall d’Hebron, J.A Navarro, afirma que empezaron a incluir el problema en su unidad porque aumentaron las consultas dentro de las infecciones/ enfermedades de transmisión sexual: "No sabemos el volumen del fenómeno, no hay estudios, es una población que no sabemos qué necesidades tiene".

Es difícil precisar la relación con las infecciones de transmisión sexual. Según StopSida, los casos de  hepatitis A, gonorrea y sífilis han aumentado significativamente. La Agencia de Salud Pública de Barcelona apunta que la mayoría de los nuevos casos eran hombres que participaron en sesiones de chemsex. En cuanto al VIH/ SIDA, sin embargo, se ha registrado un descenso de las nuevas infecciones, aun cuando también hay pacientes que toman drogas y tienen prácticas de riesgo.

Sobre el tipo de drogas que se consumen, las principales sustancias suelen ser la metanfetamina, el GHB (o éxtasis líquido) y  la mefedrona. Esta última, pese a ser más frecuente en países como el Reino Unido, se está importando cada vez más a España por su efecto estimulante. También es común combinarlas con otras más  habituales como la cocaína, el popper o incluso el medicamento viagra, relacionadas con la potencia sexual.

Las personas expertas en la materia tratan de desmitificar el fenómeno del chemsex, apuntando que la mayoría de consumidores lo hacen de manera muy puntual, llevando una vida normal. El peligro consiste en la adicción y en las prácticas de riesgo, como no usar preservativo.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies