1. Inicio
  2. Blog
  3. Educación sexual
  4. 6 de Febrero. Día Mundial por la Erradicación de la Mutiliación Genital Femenina

6 de Febrero. Día Mundial por la Erradicación de la Mutiliación Genital Femenina

| Educación sexual | | 0

Tres millones de niñas y adolescentes son mutiladas por ablación cada año en el mundo, una práctica consistente en la extirpación forzosa y sin razón médica de la parte externa de los genitales.




La mutilación genital femenina (MGF) está reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Comprende cualquier procedimiento para extirpar parcial o totalmente los genitales externos femeninos, así como otras lesiones producidas por motivos no médicos. Está práctica refleja la desigualdad, la discriminación extrema profundamente arraigada en algunas culturas y la falta de reconocimiento de los derechos de las mujeres. Casi siempre es realizada a menores.

Según Susana Oliver, directora de Proyectos de World Vision España, 140 millones de mujeres de todo el mundo tienen sus genitales mutilados. La ablación está arraigada en 28 países africanos, a pesar que en 20 de ellos está penalizada, también en Oriente Medio y Asia.

En España viven 57.251 mujeres procedentes de países en los que se lleva a cabo esta práctica según un informe elaborado por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Fundación Wassu. Tanto Médicos del Mundo como Unaf, realizan talleres de sensibilización que tratan de evitar que familias procedentes de estos lugares sometan a sus hijas a la mutilación cuando viajan a sus países de origen.

A Jenifer Oumul le prácticaron la ablación en su país. Algo que recuerda con horror y que la llevó a decidir que sus tres hijas nunca serían mutiladas, lo que le provocó el rechazo de su marido, familia y comunidad. Años después, cuando emigro a Pamplona, asistió a talleres dentro de un proyecto de sensibilización de médicos del mundo. Poco a poco empezó a darse cuenta de los efectos negativos que esta práctica había tenido en su propia vida y decidió enfrentarse a su comunidad para que sus hijas no pasaran por ello.

Oumul viajo hace unos años a Guinea Conakry y gracias a las conversaciones que mantuvo con su hermana, su madre, estas lograron comprender su rechazo a esta práctica. “Si la información llega correctamente, la gente no lo hace” dice Oumul.

Para Fátima Dajra, mediadora que impartió el taller de Oumul en Pamplona “la sensibilización que hacemos con inmigrantes desde aquí, puede tener sus efectos allí “."Ahora es el momento de pensar en las nuevas generaciones. Podemos acabar con la mutilación genital". Para ello es fundamental la educación

¡stop a la mutilación genital femenina!

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies