1. Inicio
  2. Blog
  3. Aborto
  4. Galicia pregunta a sus médicos qué tipo de abortos aceptan practicar

Galicia pregunta a sus médicos qué tipo de abortos aceptan practicar

| Aborto | | 1

Galicia quiere saber cuántos de sus médicos de la sanidad pública objetan al aborto y en qué supuestos.




Galicia quiere saber cuántos de sus médicos de la sanidad pública objetan al aborto  y en qué supuestos. La Consejería de Sanidad gallega ha distribuido entre el personal sanitario de los hospitales públicos un cuestionario en el que informa a los profesionales de su derecho a la objeción, y en el que les insta a que manifiesten a cuál de los supuestos de la nueva ley objetan: aborto libre hasta las 14 semanas; riesgo para la salud de la mujer, hasta la 22; malformación del feto hasta la semana 22; o, tras de ese plazo, si hay anomalías fetales incompatibles con la vida o una enfermedad grave.

"Esto es una objeción a la carta", dicen fuentes del Gobierno central que, aunque avalan la legalidad de la medida, ven en ella el intento de "las comunidades gobernadas por el PP" de poner obstáculos a la ley. Temen que la iniciativa esté encaminada a presentar un "elevado índice" de objetores al aborto dentro de la sanidad pública. Las mismas fuentes creen que la Xunta "se va a hacer con un registro de conciencia de los sanitarios" y denuncian la "presión" que puede suponer.

En el impreso enviado a los hospitales, Galicia pide que se especifique "a qué prácticas concretas afecta la objeción", porque "los supuestos de interrupción voluntaria del embarazo regulados legalmente son distintos y obedecen también a razones diferentes". Los sanitarios pueden marcar las casillas que consideren. La Consejería de Sanidad encuentra "absolutamente normal" el procedimiento. Es la forma "natural" de garantizar el derecho a la objeción, dicen. "No hacemos más que lo que dice la ley", aseguran. La normativa recoge el derecho de los sanitarios a la objeción de conciencia, pero en general, no desglosándolo en supuestos.

José Luis Doval, jefe de servicio de Ginecología del Complejo Hospitalario Ourensano (Chou), el único hospital público de Galicia en el que se realizaban abortos hasta hace 15 años, es partidario de la "objeción a la carta". Esta medida por la que se podría objetar a un tipo de aborto y no a otro, dice, supondrá que más sanitarios acepten participar en estas intervenciones. Si la elección de la objeción fuera todo o nada "habría mucho más personal que elegiría la objeción", agrega.

Galicia no es la primera comunidad que pone en marcha mecanismos para contabilizar cuántos de sus médicos de la sanidad pública están dispuestos a hacer abortos. Castilla-La Mancha -tras realizar un sondeo en el que casi el 100% aseguraron que objetarían- ha puesto en marcha un registro de objetores. Hasta ahora no existía nada similar.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies