1. Inicio
  2. Blog
  3. Aborto
  4. El número de abortos sigue descendiendo

El número de abortos sigue descendiendo

| Aborto | | 0

Desciende el número de abortos, pero siguen faltando medidas para garantizar el derecho a decidir de las mujeres




El Informe Anual de Aborto Provocado (publicado el pasado diciembre por el Ministerio de Sanidad) indicó que en 2016 se produjeron 1.057 interrupciones del embarazo menos que en  2015.

Se ha ido produciendo un descenso paulatino desde la aprobación de la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción del embarazo de 2010. La ley también contempla medidas de educación sexual, si bien no se están desarrollando tanto como para que la reducción de embarazos no deseados sea más significativa.

El mayor conocimiento de métodos anticonceptivos, así como el acceso a la anticoncepción de emergencia, ha facilitado que un menor número de mujeres aborten. No obstante, como valora ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Legal del Embarazo) en un comunicado, también se debe a que hay menos población en edad reproductiva y a los movimientos migratorios.

ACAI también ha señalado que el perfil de las mujeres que aborta es diverso, no está vinculado a personas sin formación ni empleo.

Lamentan que la modificación de la ley que se aprobó a propuesta del PP y que obliga a las menores a pedir permiso a padres, madres o tutores legales pueda impedir su derecho a decidir a casi 400 jóvenes. Muchas no cuentan con estas figuras o se hallan en situaciones de extrema vulnerabilidad (migrantes, padres en prisión, supervivientes de violencia sexual, etc.).

La mortalidad y la morbilidad por la práctica del aborto legal son casi nulas. Es una prestación sanitaria segura y cubierta por la sanidad pública, gratuita para las mujeres, si bien en algunos casos se deriva a centros concertados (sin coste para las mujeres).

El 90% de las mujeres abortan dentro de las 14 semanas, el plazo dentro del cual la ley permite no alegar ningún supuesto (la mayoría incluso antes). En estas semanas de gestación, lo habitual es que no tengan que ser derivadas a otras comunidades autónomas, pero después, incluso habiendo supuestos legales, la sanidad pública puede derivar a otra comunidad que tenga centros concertados u hospitales con personal e infraestructuras más adecuadas. La mayoría de los casos de aborto fuera de este plazo son por patología fetal.

ACAI denuncia también que se debe invertir en la formación de profesionales en todas las técnicas de IVE (interrupción voluntaria del embarazo). No se debe primar un método sobre otro sino dejarlo a la decisión de cada mujer, cuando sea posible, o a criterios médicos, pero no por otro tipo de intereses.

Tanto el método farmacológico como el método instrumental tienen ventajas e inconvenientes. Según ACAI el 80% de las mujeres eligen el método instrumental,  un poco más efectivo y con menos efectos secundarios. El método farmacológico, más conocido como las pastillas para abortar, (aunque también seguro y efectivo), requiere menos formación e implicación del personal médico, lo que puede amparar su objeción de conciencia al dejar casi todo el proceso a las mujeres (que tiene una parte positiva, pero se requiere supervisión médica, especialmente si falla). También beneficia a las farmacéuticas.

Además, señalan, la objeción de conciencia no responde a criterios morales sino de prestigio profesional ya que el aborto es una práctica profesional estigmatizada.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter

 
Subir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies