El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.
Inicio / Reproducción humana / Aparato reproductor femenino

Aparato reproductor femenino

Información sobre el Aparato reproductor femenino

Información del Aparato reproductor femenino. Conoce los órganos genitales externos e internos del Aparato reproductor femenino y que función tiene cada uno de ellos.

El aparato reproductor femenino es la parte del sistema sexual femenino que se ocupa de la reproducción humana (en el caso de haberla):

Al aparato reproductor femenino está divido en:

Órganos genitales internos de la mujer

Los órganos genitales internos del aparato reproductor femenino son:

Vagina

Es un tubo muscular elástico que hace que se comunique el útero con el exterior.
Está entre la uretra y el recto y termina en un orificio alrededor de los labios mayores.
Es un conducto que une la vulva con los órganos genitales internos.

Útero

Es un órgano musculoso y hueco que está en la parte inferior del vientre. El útero, tiene tres capas que son el endometrio, músculos lisos y tejido elástico.
El útero también es conocido como matriz, es el órgano de la gestación y está situado entre la vagina y las trompas de Falopio.

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio conectan el útero con los ovarios. Su estructura es similar a los tubos que comunican el útero con la parte interior del abdomen. Su función es guiar al óvulo desde el ovario hasta el útero.

Ovarios

Los ovarios son las gónadas femeninas, del tamaño de las almendras. Están en la zona de la pelvis (uno a cada lado del útero). Su función es producir un óvulo cada 28 días (dependiendo del ciclo de la menstruación).
Producen las hormonas sexuales que son:

- Hormonas de estrógenos: estas hormonas son las responsables de los caracteres sexuales que desde la pubertad nos marcan la voz aguda, caderas anchas, etc.
- Hormonas de progesterona: la función de esta hormona es agrandar la cavidad de los vasos sanguíneos del endometrio uterino. Al liberar un óvulo fecundado, las paredes del útero están capacitadas para alojarlo durante su desarrollo.

Órganos genitales externos de la mujer

Los órganos genitales externos son:

Monte de venus

Es un acolchado de tejido blando graso que se cubre de pelo durante y después de la pubertad. Está sobre la pelvis y protege a los genitales internos, amortigua el contacto de las diferentes penetraciones.

Labios mayores

Son dos pliegues de piel que limitan la vulva por fuera. El orificio que hay entre los labios mayores recibe el nombre de hendidura vulvar. Su función es evitar la entrada de bacterias dentro del aparato sexual. Al igual que el vello que los cubre, es de gran protección para la vagina.

Labios menores

Son dos pliegues de piel que se encuentran dentro de los labios mayores rodeando el introito de la vagina. Su función es mantener la temperatura y evitar que se introduzcan algunas partículas extrañas al meato urinario y al conducto vaginal.

Clítoris

Tejido eréctil cuya punta externa está situada en la parte superior de los labios internos de la vulva. Es el único órgano humano con la singularidad anatómica de tener la única función de acumular sensaciones sexuales y transmitir placer. 

En su anatomía, el clítoris es una especie de "Y" invertida. Su tamaño varía, pero no está formado únicamente por la parte que vemos externamente (que es sólo la copa del árbol). Este “botón para el placer” mide, en reposo, medio centímetro más o menos y en estado de erección puede triplicar su tamaño. El punto visible se corresponde con el capuchón y glande del clítoris, la piel que protege su parte superior; pero sus miles de terminaciones nerviosas continúan ramificándose a lo largo de la vulva hasta llegar al perineo. Posee un tronco y dos raíces o piernas ya que internamente el clítoris se bifurca y recorre a ambos lados la vulva y la vagina. La realidad es que la mayor parte del clítoris se encuentra dentro de la pelvis. Es decir, es mucho más interno que externo. La pequeña estructura contiene aproximadamente 8.000 fibras de tejido nervioso y contiene dos cuerpos cavernosos que cuando están erectos envuelven la vagina por los dos lados como si le estuvieran dando un gran abrazo.
Gracias a esas miles de terminaciones nerviosas el clítoris es extremadamente sensible y su estímulo desencadena una serie de reacciones que hacen que estos cuerpos cavernosos se llenen de sangre, aumenten el tamaño, multiplicando su sensibilidad.
Diversos estudios apuntan a que las mujeres prefieren la estimulación del clítoris (que por su extensión se puede realizar por diferentes vías) a otras formas de relaciones sexuales. Sin embargo, durante muchos siglos esta zona de la anatomía femenina ha sido negada, ignorada e incluso extirpada.
A pesar de su importancia como fuente de placer para la mujer, la existencia del clítoris y la masturbación femenina han estado mal vistas. Aún hoy en día, es algo de lo que no se habla ni se expresa abiertamente como una práctica natural que forma parte de la salud sexual de la mujer. Esto se relaciona con que la  anatomía sexual femenina ha estado durante siglos estrechamente vinculada a la reproducción o como objeto de deseo del hombre pero no se contemplaba como una opción individual.  

Meato urinario

El meato urinario es por donde sale la orina. Es la zona de la uretra que sale al exterior. Está, en el caso de las mujeres, entre el orificio vaginal y el clítoris. La localización de este orificio provoca que, a diferencia de los varones, las mujeres tengan que sentarse o agacharse para orinar.

Himen

El himen es una membrana que está en la entrada de la vagina y sirve para proteger la vagina del exterior.
Suele romperse durante la primera relación sexual con penetración o en actividades rutinarias (por ejemplo, deportes con impacto para el suelo pélvico como montar en bicicleta).

Horquilla vulvar

La horquilla vulvar es donde se unen los labios mayores con los labios menores. Es la parte de atrás de la vulva. También la podemos conocer pomo la comisura posterior de la vulva.

Perineo

El perineo o periné se encuentra en la zona localizada entre el pubis y el coxis. Su función es proteger a los órganos sexuales, vejiga y el recto.


Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.