El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.

SIDA

Información sobre del SIDA

El SIDA, también es conocido como el VIH o el Síndrome de la inmunodeficiencia adquirida. Te informamos de forma sencilla qué es el SIDA y como se contagia. Es importante conocer la enfermedad del SIDA para tener una sexualidad sana y sin preocupaciones.

El SIDA, forma abreviada del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es la etapa más avanzada de la infección causada por el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

El VIH causa el SIDA. Este virus afecta al sistema inmunitario de las personas, lo debilita atacando y matando las células CD4 (son un tipo de glóbulos blancos) y las defensas que tiene nuestro cuerpo para luchar contra infecciones de virus, bacterias, parásitos, etc.


¿Cómo se puede contagiar el VIH/SIDA?


El VIH/SIDA se puede transmitir a través de:

- Sangre (compartir jeringuillas, transfusión de sangre contaminada, etc.).
- Flujo vaginal y semen.
- Leche materna, etc.

Las formas más comunes de contagio e infección del virus suelen ser:

- Tener relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) sin condón con alguien que tiene VIH/SIDA
- Compartir jeringuillas o agujas con alguien que tiene VIH/SIDA
- Pincharse con alguna aguja o instrumento quirúrgico contaminado con VIH.
- Tener ampollas o heridas abiertas que entren en contacto con sangre, semen o flujo vaginal infectado con VIH.

Las mujeres embarazadas con VIH/SIDA pueden contagiar al bebe durante el parto o la lactancia.

EL VIH/SIDA NO SE TRANSMITE POR UN CONTACTO SIMPLE O CASUAL, COMO UN BESO, COMPARTIR UN  VASO O UN ABRAZO.  Además, la transmisión de VIH/SIDA necesita una cantidad mínima de virus (umbral) para provocar la infección.

Por debajo de ese umbral el organismo consigue liberarse del virus y le impide instalarse.

Prácticas sexuales como besos, masturbación mutua o caricias, no tienen riesgo de infección.

 Prevenir el contagio o propagación del VIH

La mejor manera de prevenir el VIH/SIDA es manteniendo relaciones sexuales protegidas (orales, anales o vaginales) usando condón.

En las relaciones sexuales existen prácticas que tienen más riesgos que otras, por ejemplo:

- La penetración anal o vaginal sin preservativo tiene un alto riesgo de infección. La “marcha atrás” no evita la infección ya que esta se puede producir durante la penetración mediante las pequeñas heridas que puede comportar.
- En las relaciones sexuales orales como la felación o el cunnilingus, existe riesgo de infección ya que puede haber heridas en la mucosa de la boca o la faringe. Es importante saber que tanto en la faringe y la garganta hay una gran  presencia de linfocitos, y es fácil que se produzca la infección. Por eso la mejor manera, si se tiene relaciones sexuales orales, es protegiéndose con condón o trozos de látex (en caso de cunnilingus).

Es recomendable no compartir objetos personales que puedan implicar un contacto con la sangre, como el cepillo de dientes o las hojas de afeitar.

Si usas agujas para administrarte esteroides, hormonas, medicamentos, drogas o para hacerte tatuajes, etc. debes seguir las siguientes instrucciones:

- No compartas las agujas.
- En caso de no ser agujas de un solo uso, asegúrate de desinfectarlas siempre antes de usarlas.

 Si se rompe el condón en una penetración

Puedes valorar la posibilidad de tomar la profilaxis post exposición que consiste en tomar fármacos antiretrovirales durante 4 semanas siempre que NO hayan pasado más de 72 horas desde la exposición al virus VIH. Cuanto menos tiempo haya pasado más eficaz será el tratamiento. Con él se intenta evitar que el virus se instale en el organismo. Para que te lo den has de acudir a urgencias o la unidad de enfermedades infecciosas de un hospital.

Síntomas del VIH

Hay personas que muestran síntomas del VIH poco tiempo después de haberse infectado. Sin embargo, los síntomas normalmente aparecen a los años de la infección.

Existen varias etapas de la enfermedad del VIH. Una vez que una persona se ha infectado los primeros síntomas que pueden aparecer son:

- Glándulas de axilas, garganta o ingle hinchadas.
- Fiebre, dolores de cabeza, cansancio muscular. Que pueden durar más de 10 días.

Luego, normalmente no se observan otros síntomas de VIH durante años. Este es el motivo por el que puede ser difícil saber si tienes el VIH.

Síntomas del SIDA

Los síntomas del SIDA aparecen en la etapa más avanzada de la enfermedad causada por el VIH. Además de un sistema inmunológico gravemente dañado, una persona con SIDA puede tener:

- Infecciones graves y frecuentes
- Perdida de peso, diarreas frecuentes
- Fiebre frecuente
- Sangrados, erupciones cutáneas, hematomas, etc.
- Aparición de tumores en la piel o dentro de la boca.
- Hinchazón o endurecimiento de las glándulas de la garganta, axila o ingle.
- Entumecimiento (perdida de sensibilidad) o dolor agudo en las manos o pies, pérdida de control o reflejo muscular, parálisis o pérdida de la fortaleza muscular, etc..

Diagnóstico y Tratamiento del VIH/SIDA

Si una persona infectada por VIH no se trata a tiempo,  se irá debilitando de manera gradual hasta desarrollar el SIDA. Es muy importante la detección precoz para iniciar el tratamiento.

La prueba para el diagnóstico del VIH es la única forma fiable de saber si una persona está o no infectada por el virus. Las pruebas del VIH que se emplean habitualmente son tests que detectan los anticuerpos que genera el organismo frente al VIH. Según el tipo de prueba se utilizan muestras de sangre o saliva.

En la mayoría de los casos se usan las denominadas técnicas inmunoenzimáticas (EIA, ELISA) en una muestra de sangre. En caso de que el resultado sea positivo, con la misma muestra de sangre extraída se realiza una técnica más específica para confirmar el resultado, siendo el Western Blot el método más empleado.

El VIH también puede determinarse por métodos directos que incluyen el cultivo vírico, la determinación del antígeno p24 en plasma o suero y la demostración de genoma vírico mediante técnicas de biología molecular (PCR).

Existen también pruebas rápidas, llamadas así porque la obtención del resultado es menor que con otras técnicas (menos de 30 minutos).  No es necesario realizarlas en el laboratorio y son fáciles de realizar. Generalmente se emplea una pequeña muestra de sangre ( obtenida con un pinchazo en el dedo con una lanceta)  o una muestra de saliva.

Un resultado positivo en estas pruebas, SI requiere de una confirmación posterior en el laboratorio. Un resultado negativo no requiere confirmación, aunque puede ser necesario repetir la prueba más adelante.

En cuanto al tratamiento. En la actualidad sigue sin existir cura para la enfermedad del SIDA, sin embargo existen tratamientos muy avanzados que mejorar la calidad de vida de la persona infectada.

Cuando un paciente se infecta con el VIH, el tratamiento con antirretroviral puede ayudar a retardar o detener la destrucción de dicho sistema inmunitario, retrasando así la progresión de la enfermedad.


Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.