El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.

Hepatitis B

Hepatitis B: también llamada vírus de la hepatitis B o VHB.

La hepatitis B es una enfermedad que se puede contagiar manteniendo relaciones sexuales sin anticonceptivos seguros con una persona infectada, además existen otras causas de contagio como son:

- Transfusiones de sangre.

- Compartir agujas para drogarse.

- Contacto directo con la sangre de una persona infectada a través de una herida que está abierta.

- Contaminación del instrumental para hacer tatuajes, etc.

En el caso de las mujeres embarazadas éstas les pueden transmitir el virus de la hepatitis B a sus hijos durante el alumbramiento.

La hepatitis B provoca una inflamación del hígado, por lo tanto, el hígado no va a funcionar correctamente.

Existe una vacuna contra el virus de la hepatitis B que puede ser administrada a bebes, niños y adultos.

Una manera de prevenir también la hepatitis Bes utilizar el condón o preservativo femenino cuando se mantienen relaciones sexuales.

La hepatitis B afecta a unos 400 millones de personas en el mundo, siendo muchos de los afectados niños y de ellos un millón suelen morir por no recibir un tratamiento adecuado.

La tasa más alta de infección se encuentra en el Sudoeste Asiático, Sur de África y China.

 

Como se puede transmitir la hepatitis B

La hepatitis B se puede transmitir por medio del contacto directo de líquidos corporales como la sangre, saliva, líquidos vaginales o el semen pero nunca se transmitirá por contacto directo con la persona, es decir, por tocarle.

Hepatitis B: Síntomas

Muchas personas que han contraído la hepatitis B no tienen síntomas y muchas de ellas posteriormente se vuelven inmunes a la enfermedad. En ocasiones personas que presentan algún síntoma de la hepatitis B también pueden convertirse más adelante en inmunes.

Los síntomas de la hepatitis B son muy parecidos a los de la gripe común:                   

     - Fiebre.

     - Dolor muscular.

     - Vómitos y náuseas.

     - Coloración amarillenta en la piel.

     - Coloración amarillenta en ojos.

     - Coloración amarillenta en las membranas mucosas.

     - Cansancio.

     - Orina tibia, etc.

Hepatitis B: Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la hepatitis B se hace por medio de un análisis de sangre, donde se indica si es crónica o no, la hepatitis B.

Si el médico lo considera oportuno para saber si la hepatitis B es crónica le pedirá una biopsia del hígado, de esta manera se sabe cual es el daño sufrido por el hígado.

El tratamiento para la hepatitis B es a base de medicamentos concretos para tratar de detener o retrasar el daño que el virus puede ocasionar al hígado. Existen medicamentos para tomar por vía oral y medicamentos inyectables.

En el caso de una insuficiencia hepática entonces se necesita un trasplante para reemplazar el hígado enfermo.

Prevención de la hepatitis B

La prevención de la hepatitis B se puede realizar por medio de:

- Tener una abstinencia sexual si se esta infectado de la hepatitis B con otras personas.

- Uso del condón o preservativo femenino

- Vacunarse contra la Hepatitis B. Consiste en tres inyecciones y se tiene que destacar que es importante que se inyecten las tres para aportar la máxima protección.


Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.