El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.
Inicio / Educación sexual / Orientación sexual

Orientación sexual

Información sobre la Orientación sexual

Conoce qué e la Orientación sexual y conceptos muy importantes como la homofobia, la bisexualidad homosexualidad y la transexualidad. La Orientación sexual sana y libre.

La orientación sexual es la preferencia hacia la que se dirige el deseo de una persona para tener relaciones afectivas y sexuales. Si bien hay diferentes opciones y los modelos culturales de cada lugar y época pueden influir en su expresión, no se elige. No viene determinado sólo por la práctica sexual (hay personas que tienen prácticas heterosexuales que sin embargo preferirían tener relaciones homosexuales, su deseo es otro).


Vivimos en una sociedad heteronormativa, es decir, la “norma” es el modelo heterosexual. La homosexualidad, la bisexualidad o no definir la orientación del deseo son cuestiones que la sociedad aún no acepta. Aunque en muchos países se han realizado importantes avances en el reconocimiento de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, aún queda mucho camino por recorrer, muchos prejuicios que desmontar y muchos derechos que conquistar. Así podremos avanzar hacia una sociedad más justa y sin discriminación.

La orientación sexual no es algo inmutable, puede evolucionar con el tiempo al igual que otros ámbitos de la sexualidad. Por ejemplo, las categorías de la orientación sexual son de creación relativamente reciente, el término homosexual fue utilizado por primera vez en 1869. Anteriormente no se definía sexualmente a las personas sino a los actos o las prácticas que realizaban. Así tener sexo con hombres y mujeres no te convertía en bisexual, tan sólo mantenías actos homo y heterosexuales. Por tanto, la orientación sexual no se define por las prácticas o actos sexuales que mantengas con otras personas, sino por los deseos y los afectos. Por ejemplo, si una mujer ha tenido relaciones sexuales con hombres pero nunca los ha deseado, y en cambio sí ha sentido atracción por mujeres aunque nunca haya estado con ninguna (por miedo, por represión, etc.) su orientación sexual es homosexual, en este caso lesbiana. Por otro lado, las prácticas sexuales como besos, abrazos, caricias, masturbación, felación, coito anal, coito vaginal, cunnilingus, etc., no pertenecen a ninguna orientación sexual concreta, son actos que puede mantener cualquier persona independientemente de su orientación sexual, ya sea homo, hetero o bisexual.



Es muy importante tener claro que toda práctica sexual debe estar siempre regida por dos principios básicos e irrenunciables: 



- Primero: el consentimiento en libertad, es decir, que no exista ningún tipo de presión o coacción que coarte la libertad de una persona para que mantenga una relación sexual.


- Segundo: imprescindible el uso del condón en todas las relaciones sexuales para evitar tanto embarazos no deseados como enfermedades de transmisión sexual.
Es imprescindible diferenciar la orientación sexual o del deseo (hacia quién nos sentimos atraídos/as), de la identidad sexual (el sexo con el que nos identificamos).

Algunas definiciones de la orientación sexual son:

- Heterosexual: preferencia mayoritaria por personas del otro sexo.

- Homosexual: preferencia por personas del mismo sexo. Ya sean gays, cuando los hombres desean mantener relaciones sexuales con otros hombres o lesbianas cuando son las mujeres las que desean mantener relaciones con otras mujeres.

- Bisexual: personas cuya preferencia puede dirigirse hacia hombres y hacia mujeres. Según algunos estudios, sólo un 10% de la población podría considerarse puramente heterosexual u homosexual (no haber tenido nunca deseo ni prácticas de otra orientación). La clasificación es compleja, hay quienes consideran que la persona es ya bisexual con sólo haber tenido deseos o prácticas homosexuales en alguna ocasión. Frente a eso, otras personas prefieren definirse como sólo homosexuales o heterosexuales en ese momento. Finalmente están quienes piensan que es difícil sentir el mismo deseo por hombres y mujeres durante todas las etapas de la vida (ser bisexual al 50%). Suele haber un deseo preferente. La teoría de la línea plantea que el deseo sería como un continuo en el que cada ser humano se mueve entre los diferentes extremos de la absoluta homosexualidad y la absoluta heterosexualidad. Otra opción es no ponerse etiquetas ni cerrarse.

- Pansexual: persona que se siente atraída por cualquier sexo: por mujeres, por hombres (hasta aquí son bisexuales) pero también por transexuales, transgénero, etc. Hay quienes no están de acuerdo con este concepto porque realmente una persona transexual es también hombre o mujer. La clave del concepto es su apertura a no fijarse en las categorías clásicas de la identidad de género ni la identidad sexual. 


- Asexual: falta de atracción sexual hacia otras personas. En algunos casos, sí pueden tener relaciones romántico-afectivas, pero no sexuales. En otros, admiten tener relaciones de ambos tipos, pero no sienten química sexual. Hay quienes no sienten ni pasión ni amor, a menudo porque se ha confundido intimidad con prácticas coitales. Puede haber masturbación, incluso impulsos, pero no deseo. Depende de cada persona. Es importante diferenciarlo de los trastornos del deseo sexual inhibido, donde ha habido algún suceso traumático o un problema psicológico que podría solucionarse. Pero la mayoría de investigaciones recientes apuntan a que la asexualidad como orientación sexual estable tiene una causa biológica, desde el nacimiento.

Homofobia

En relación con la discriminación y el rechazo que sufren las personas lesbianas, gays, bisexuales o transexuales, se habla de homofobia cuando queremos referirnos a esas actitudes hostiles hacia la homosexualidad en general y contra las personas homosexuales en particular. Supone el rechazo, odio, desprecio o miedo hacia las personas homosexuales. 



El 17 de mayo de 1990, la homosexualidad fue retirada del catálogo de enfermedades de la OMS (Organización Mundial de la Salud), desde entonces ese día se celebra el día internacional contra la homofobia.

El bullying homofóbico es cualquier forma de acoso, maltrato físico, psicológico, verbal o sexual producido habitualmente en los centros educativos por motivos homófobos o transfobos (odio hacia cualquier persona que no siga las normas impuestas por la sociedad sobre lo que se espera de su género e identidad sexual)


Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.