El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.
Inicio / Educación sexual / Masturbación / Masturbación masculina

Masturbación masculina

Información sobre la Masturbación masculina

Te ofrecemos información sobre la Masturbación masculina en sus diferentes etapas de la vida. Masturbación masculina infantil, adolescente, juvenil y madura.

La masturbación masculina es cualquier práctica de estimulación, genital o no genital, cuyo objetivo sea el placer y el auto-conocimiento. Habitualmente la consecuencia directa es la eyaculación y el orgasmo, pero no siempre es así, especialmente en la infancia y en la vejez. Puede ser manual o verse acompañada de otras partes del cuerpo, y otros complementos sensoriales así como fantasías que potencien el placer sexual. Se practica a solas o en compañía de otras personas.

En la masturbación masculina encontramos una serie de etapas. Estas pueden ser:

Masturbación masculina en la infancia

La sexualidad infantil existe. Se desarrolla y expresa fundamentalmente a través de la curiosidad (observación, manipulación, autodescubrimientos, fisgoneo o preguntas) y el juego (exploración, imitación e identificación).



El sentido y los significados que los niños dan a sus descubrimientos y juegos sexuales poco tienen que ver con los dados por las personas adultas. Sus actividades sexuales se basan en motivos diferentes. Por ello, es importante no interpretar las expresiones de su sexualidad desde la óptica y experiencia de personas adultas y atribuirles significados que para ellos no tienen. 



Algunas de las cuestiones referidas a la sexualidad que están presentes en la primera infancia son:

- El descubrimiento del propio cuerpo y la experimentación de sensaciones a través de la autoexploración y de los contactos (caricias, besos, abrazos...) con otros cuerpos.
- Las relaciones y los vínculos afectivos con las figuras de apego y los sentimientos.
- La conciencia del propio sexo y de la existencia del otro y de las diferencias entre ambos.
- La curiosidad por el cuerpo adulto y por el de otros niños/as.
- El interés por el propio origen, la reproducción, las relaciones sexuales y relaciones amorosas entre personas adultas.



Es importante que los niños sepan que la masturbación es normal y natural. También deben saber que deben buscar privacidad para masturbarse.

Masturbación masculina en la adolescencia

En estos años, muchos chicos descubren el auto-placer, a veces con cierta sorpresa y curiosidad otras veces con cierto miedo y desconocimiento. La eclosión de la pubertad es un factor determinante.

Las estadísticas más elevadas en la práctica de la masturbación masculina corresponden a la adolescencia, cuando los chicos comienzan a tener sentimientos sexuales más fuertes. Es también, por otro parte, la época más pujante y en la que más represión sufre. La masturbación es, prácticamente, el único comportamiento sexual que la sociedad “reconoce” al adolescente.

Muchos padres encuentran difícil hablar con sus hijos sobre esta cuestión ya que en muchos casos ni ellos mismos saben exactamente cómo abordar el tema. Si a esto se suma el hecho que durante años la masturbación ha estado rodeada de mitos y prejuicios, todo ello mezclado, puede conseguir que los chicos vivan la autoexploración erótica con sentimientos de culpa o miedo que pueden resultar muy perjudiciales.



Para hablar de la masturbación con los hijos hay que adoptar una postura de naturalidad y ser lo suficientemente abiertos para que los chicos puedan resolver todas las dudas que tengan. Hay que asegurarse de que se les transmite adecuadamente la idea de que se trata de una actividad sana y normal que la inmensa mayoría de la gente practica. Y también, aunque por lo general eso se les habrá inculcado durante la infancia, que se trata de un hábito para la intimidad, ya sea solo o con otras personas.

Sobre cuántas veces es normal masturbarse, no hay ningún baremo que establezca pautas de normalidad. Algunos adolescentes se masturban todos los días y otros lo hacen ocasionalmente e incluso hay algunos que no lo hacen. En todos los casos es normal.

También pueden producirse prácticas de masturbación homosexual y/o en grupo como una experiencia de autoconocimiento absolutamente sano y natural sin que esto tenga mayor significado sobre la orientación sexual del individuo.

Masturbación masculina en la juventud y madurez

Se ha hablado muy poco de la masturbación masculina en la edad madura, se sigue pensando que la masturbación es un fenómeno "de paso", algo a superar con la edad. Y, sin embargo, las constataciones dan un gran porcentaje de personas jóvenes y maduras que se masturban.

Sabemos, que la masturbación es un fenómeno normal en cualquier edad de la vida. Sabemos incluso que gran parte de las parejas casadas practican la masturbación de muy diversas formas. Sea porque él quiere darle placer a ella, o viceversa, sea porque en el conjunto de las caricias se incluye la masturbación. Todas estas formas son modalidades diferentes de un mismo fenómeno. La masturbación a solas tampoco tiene por qué desparecer por el hecho de estar en pareja. Es un complemento sano y natural en el que cada cual tiene su espacio para seguir descubriéndose.

Masturbación masculina en la ancianidad

En la edad adulta y sobre todo en la vejez la masturbación aumenta en su práctica.

En muchos casos se trata de ausencias de compañero/a sexual o simplemente de la vuelta a antiguos gustos. En todos los casos es completamente normal.



Sexológicamente hablando, hay un hecho claro y es que la sexualidad y la erótica son dimensiones que cubren toda la vida de una persona. Ante esto, hay quienes optan por las relaciones sexuales con parejas,  otros por la masturbación otros por una práctica combinada de las dos, en intermitencia, y otro, por la abstención. La normalidad no viene de las leyes, sino de las exigencias de cada cual, en combinación con unas expectativas propias. La masturbación forma parte de todo este conjunto.

En la vejez puede haber problemas sexuales como disfunción eréctil o insatisfacción con el tiempo de eyaculación, lo que puede ser una oportunidad para explorar otras formas de sexualidad menos centradas en los genitales y en el coito. La masturbación es una forma sana de descubrir la estimulación de otras partes del cuerpo, tanto propias como ajenas (en el caso de tener pareja/s sexual/es).


Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.