El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.
Inicio / Blog / Educación sexual / Eyaculación precoz y falta de deseo en el hombre

Post sobre Educación sexual

Eyaculación precoz y falta de deseo en el hombre

La insatisfacción con el tiempo de eyaculación y la falta de deseo cada día son más frecuentes en los varones y suelen responder a causas psicológicas
www.clinicasabortos.com | Educación sexual | 27/10/2016
Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz también es denominada insatisfacción con el tiempo de eyaculación por la subjetividad del tiempo que ha de durar la misma. De hecho no existe disfunción sexual si la propia persona o la pareja/s (si la hubiera) no manifiestan insatisfacción sexual. Pueden haber relaciones sexuales sin penetración (incluso sin la intervención de los genitales) en las que quienes participan obtienen plena satisfacción.

De hecho, la insatisfacción con el tiempo de eyaculación es una disfunción relativamente reciente. En el Informe Kinsey sobre el “Comportamiento Sexual del hombre” (1948)  se afirmaba que el 75% de los hombres eyaculaban  en un intervalo de tiempo de 2 minutos (muchos antes de 20 segundos). En la publicación “Comportamiento sexual de la mujer” (1953) ellas aún no manifestaban preocupación por el tiempo de la eyaculación. Sin embargo, en el famoso Informe de Shere Hite (1976) las estadísticas sí demostraban que las mujeres alcanzan el orgasmo mayoritariamente con la estimulación del clítoris. Y más allá, como establece el ciclo de respuesta sexual establecido por Basson, parece que ellas necesitan una mayor intimidad para llegar al clímax, lo que implica una serie de contactos y juegos (que también son parte de la sexualidad), que van mucho más allá de la penetración.

Causas de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz puede deberse a causas biológicas, psicológicas o educacionales/culturales.

Las primeras que deben descartarse son las físicas, si bien son las menos frecuentes. Para conocer si se debe a este tipo de causas biológicas, es importante saber si la disfunción es primaria o secundaria, es decir, si se ha producido desde siempre, o se debe a una causa concreta (si es con todas las parejas sexuales o con una en concreto, si se da también a solas, con la masturbación). También es importante determinar si se producen dificultades para la erección (disfunción eréctil). El consumo de ciertos medicamentos como los anti-depresivos, las depresiones en sí, el estrés, enfermedades como la diabetes, el colesterol o la obesidad mórbida,  la propia edad, problemas con la próstata o desequilibrios hormonales (testosterona baja o prolactina alta) pueden ser las causantes. En estos casos lo mejor es acudir a profesionales médicos y mantener hábitos saludables (ejercicio, dieta sana, nada de alcohol, tabaco, etc.). La ayuda de medicación debería ser sólo temporal, ya que facilita mayor riego sanguíneo al pene (aporte de óxico nítrico) pero puede tener efectos secundarios y a largo plazo es mejor que esté supervisada también por profesionales.

Las causas más habituales son las psicológicas. Se piensa que los hombres tienen que tener siempre ganas, “dar la talla”. Esto produce que entren en un rol de espectadores de su propio cuerpo, desconectándose del verdadero placer, obsesionándose con la duración de la erección. En consulta algunos hombres describen su papel como “ponerse el mono de trabajo”. La parte del sistema nervioso y del cerebro que activa el miedo (la “simpática”) bloquea la encargada de la respuesta sexual (la “parasimpática”). Puede que ocurra sólo una vez. Pero normalmente las mujeres frente a los fallos de su compañero se sienten “poco deseadas”. Si realizan alguna crítica él tendrá aún más ansiedad frente al desempeño. Podrá llegar incluso a evitar el contacto, pensando que la penetración es lo más importante. Y todo esto se convertirá en un círculo que desembocará en la falta de deseo sexual.

La solución para las causas psicológicas en estos casos es la terapia sexual y la terapia de pareja. A menudo se suele trabajar con ambas partes para “prohibir” durante algún tiempo las relaciones sexuales y así (además de avivar el deseo), poder reaprenderlas desde otro prisma. Es lo que se llama el placereado o focalización sensorial. Se enseña a erotizar otro tipo de prácticas e incluso fantasías que excluyen los genitales. Se disfruta de un paseo menos “finalista”. Desde las miradas, los besos, las caricias, los masajes y todo aquello que se evitó por miedo a que la eyaculación llegara más rápido. Progresivamente se van incluyendo otras partes del cuerpo, pero siempre enseñando que en el placer de ambos, hombres y mujeres, lo más importante no es el coito, con lo que disminuye la ansiedad. También se suelen incluir técnicas de comunicación y relajación y trabajar con la pareja femenina (si la hubiera).

Por último, están las causas educacionales y culturales. Desde la represión porque el sexo está mal (y otros mensajes negativos inconscientes) hasta el miedo a provocar un embarazo. Muy relacionadas con los roles de género,  estas causas tienen que ver con asumir un papel sólo porque la sociedad lo diga (miedo al fracaso, miedo al compromiso, miedo a la entrega, al placer, a la disfunción en sí). En estos casos la solución también pasa por una terapia, en ocasiones de grupo, para el análisis y reflexión sobre esos valores y actitudes interiorizados sobre la idea predominante de “masculinidad” hegemónica.  
 

Normas de participación
> Esta es la opinión de los internautas no de clinicasabortos.com
> No se admiten insultos ni faltas de respeto
> No esta permitido hacer comentarios contrarios a las leyes Españolas o injuriables
> clinicasabortos.com se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere ofensivos o fuera de tema

Leer todo

 

 


Etiquetas

Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.

Normas de participaciín de clinicasabortos.com

El espacio de participaciín que clinicasabortos.com ofrece a los internautas se crea para fomentar la conversaciín y el intercambio de opiniones e ideas de nuestros internautas. El objetivo es permanecer abiertos y accesibles para cualquiera siempre que se respeten unas normas mínimas de convivencia y respeto. Los mensajes que no las cumplan serán eliminados por completo , en ningín caso los editaremos para su publicaciín. Segín estas directrices básicas, esta guía pretende aportar unas líneas de comportamiento básicas para nuestras distintos foros de participaciín con nuestros internautas:

  1. No se permitirán insultos, mensajes racistas, sexistas, que fomenten la violencia ni similares, ni ningín otro penado por las leyes Españolas. Tampoco se tolerarán, en ningín caso, sea cual sea su fin, los intentos de suplantar la identidad de terceras personas ni la publicaciín de datos de contacto privados.
  2. No permitirán mensajes que contengan 'spam' ni aquellos con enlaces a sitios que nada tengan que ver con el motivo de la conversaciín.
  3. Buscamos que los internautas publiquen mensajes educados y respetuosos para un intercambio de opiniones moderado y racional, por lo que no se permitirán los ataques personales ni los mensajes no relacionados con la conversaciín.
  4. Recuerda que eres responsable de todo lo que dices en la Red igual que en cualquier otro lugar tu IP quedará registrada.
  5. clinicasabortos.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas en sus foros. Así, los espacios de participaciín constituyen un medio de comunicaciín píblica y no privada, y los mensajes de los internautas no corresponden a nuestra línea editorial.
  6. La moderaciín en clinicasabortos.com se realizará siempre 'a priori' y en todo caso clinicasabortos.com se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razín y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participaciín.