El punto de encuentro de todas las clínicas que practican aborto legal en España.
Inicio / Blog / Educación sexual / El clítoris, ese órgano femenino tan estigmatizado, perseguido y desconocid...

Post sobre Educación sexual

El clítoris, ese órgano femenino tan estigmatizado, perseguido y desconocido. ¿Quieres conocerlo mejor? Sigue leyendo…

¿Por qué se llama así? Su origen viene de la palabra griega kleitoris, que significa “pequeña elevación”
clinicasabortos.com | Educación sexual | 04/08/2014
Clítoirs

¿Por qué es un órgano tan desconocido y estigmatizado? Durante siglos, y aún hoy en día, la sexualidad femenina ha estado estrechamente vinculada a la procreación. La  sexualidad de la mujer ha  estado muy marcada  como objeto de deseo del hombre pero no como una sexualidad propia con la que disfrutar una misma. En este sentido, el clítoris, un órgano exclusivo de las mujeres cuya función es únicamente darnos placer cuestionaba esa sexualidad femenina pecaminosa, encorsetada dentro del matrimonio y la procreación.
 
La existencia del clítoris y la masturbación femenina han estado hasta hace muy poco tiempo mal visto. Era algo y, aún lo es, de lo que no se habla, no se expone abiertamente como una practica natural que forma parte de nuestra vida y nuestra salud. Actualmente que las mujeres hablemos abiertamente de nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y nuestro clítoris genera incomodidad, como poco.
 
¿Cómo es el clítoris?  Es una especie de Y invertida de tejido eréctil. Su tamaño varía, pero lo que se ve externamente es una especie de “botón para el placer” que mide, en reposo, medio centímetro más o menos y en estado de erección puede triplicar su tamaño. Sin embargo esto es solo la anatomía externa del clítoris (lo que vemos), la extensión de la parte interna del clítoris no fue mapeada completamente hasta el 2005, cuando la uróloga Helen O’Connell del Hospital Real de Melbourne publicó sus revolucionarios estudios.
 
El clítoris se bifurca internamente y recorre la vulva y la vagina. La realidad es que la  mayor parte del clítoris se encuentra dentro de la pelvis. Es decir, es mucho más interno que externo. La pequeña estructura contiene aproximadamente 8.000 fibras de tejido nervioso y consiste en dos cuerpos cavernosos que cuando están erectos envuelven la vagina por los dos lados como si le estuvieran dando un gran abrazo.
 
Gracias a esas miles de terminaciones nerviosas el clítoris es extremadamente sensible y su estímulo desencadena una serie de reacciones que hacen que estos cuerpos cavernosos se llenen de sangre, aumenten el tamaño, multiplicando su sensibilidad… No es para menos: está conectado con más de 15 mil terminaciones nerviosas en la región pélvica y es la llave maestra de un complejo, pero maravilloso, mecanismo de placer.
 
¿Qué tiene que ver el clítoris  con el orgasmo? El clítoris es un órgano de placer y es el responsable de, por lo menos, ocho de cada diez orgasmos de las mujeres.
 
¿La capacidad del clítoris para proporcionar placer se deteriora con la edad?  Al contrario,  crece con el tiempo. En la menopausia puede multiplicar su tamaño. Por esta razón muchas mujeres de edad avanzada logran tener orgasmos gloriosos.
 
Es importante hablar abiertamente de la masturbación femenina, del clítoris como parte vital del cuerpo y la salud sexual de las mujeres, normalizándolo y  evitando tanto tabú y  sonrojo. Las mujeres tienen derecho a sentir y a no verse limitadas por una sexualidad machista, explorar sus propios deseos,  gustos y en definitiva su placer es algo necesario para tener una vida saludable y gozosa.

Normas de participación
> Esta es la opinión de los internautas no de clinicasabortos.com
> No se admiten insultos ni faltas de respeto
> No esta permitido hacer comentarios contrarios a las leyes Españolas o injuriables
> clinicasabortos.com se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere ofensivos o fuera de tema

Leer todo

 

 


Etiquetas

Enviar contenido:






   

Normas de uso:

El contenido es propiedad de © clinicasabortos.com, su publicación en otras web sin la autorización previa queda totalmente prohibida.

Normas de participaciín de clinicasabortos.com

El espacio de participaciín que clinicasabortos.com ofrece a los internautas se crea para fomentar la conversaciín y el intercambio de opiniones e ideas de nuestros internautas. El objetivo es permanecer abiertos y accesibles para cualquiera siempre que se respeten unas normas mínimas de convivencia y respeto. Los mensajes que no las cumplan serán eliminados por completo , en ningín caso los editaremos para su publicaciín. Segín estas directrices básicas, esta guía pretende aportar unas líneas de comportamiento básicas para nuestras distintos foros de participaciín con nuestros internautas:

  1. No se permitirán insultos, mensajes racistas, sexistas, que fomenten la violencia ni similares, ni ningín otro penado por las leyes Españolas. Tampoco se tolerarán, en ningín caso, sea cual sea su fin, los intentos de suplantar la identidad de terceras personas ni la publicaciín de datos de contacto privados.
  2. No permitirán mensajes que contengan 'spam' ni aquellos con enlaces a sitios que nada tengan que ver con el motivo de la conversaciín.
  3. Buscamos que los internautas publiquen mensajes educados y respetuosos para un intercambio de opiniones moderado y racional, por lo que no se permitirán los ataques personales ni los mensajes no relacionados con la conversaciín.
  4. Recuerda que eres responsable de todo lo que dices en la Red igual que en cualquier otro lugar tu IP quedará registrada.
  5. clinicasabortos.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas en sus foros. Así, los espacios de participaciín constituyen un medio de comunicaciín píblica y no privada, y los mensajes de los internautas no corresponden a nuestra línea editorial.
  6. La moderaciín en clinicasabortos.com se realizará siempre 'a priori' y en todo caso clinicasabortos.com se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razín y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participaciín.